Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La sanidad pública asturiana, la segunda más valorada del país pese a las demoras

Los usuarios dan un notable (7,2) a la red de salud y manifiestan por ella una clara preferencia, sólo ensombrecida por las esperas de los especialistas

Fachada del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Fachada del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). LNE

La sanidad pública asturiana se ha convertido en la segunda mejor valorada por los usuarios, sólo por detrás de la aragonesa. Los habitantes del Principado otorgan a su red de salud una nota media de 7,21 puntos sobre 10, superior al 6,57 que el conjunto de los españoles dan a sus respectivos servicios sanitarios. La más valorada es la sanidad aragonesa (7,28); la menos, la andaluza (6,15 puntos).

Éstos son algunos de los resultados que arroja el "Barómetro Sanitario 2018", publicado por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. En la encuesta dada a conocer el año pasado, la sanidad asturiana obtenía una centésima más -7,22 puntos-, pero se situaba en el cuarto puesto. Y en la publicada hace dos años había sido quinta, con una nota de 6,97.

El consejero de Sanidad del Principado, Francisco del Busto, calificó estos datos de "excelente noticia que nos hace sentirnos orgullosos de todos los profesionales del sistema".

Si se observan los porcentajes de ciudadanos que entienden que el sistema sanitario de su comunidad autónoma funciona "bastante bien", Asturias está en cabeza, pues así lo piensa el 40,1 por ciento de los usuarios. Y si a este índice se le suma el de los que consideran que su sanidad "funciona bien, aunque son necesarios algunos cambios", de nuevo el Principado está en cabeza, pues ambos epígrafes aglutinan al 82,2 por ciento de los habitantes de Asturias.

Esta cifra es idéntica a la del País Vasco, y superior a la de Navarra, comunidades cuyos servicios públicos son generalmente muy bien valorados, entre otras razones porque sus regímenes forales les permiten disponer de unos volúmenes de recursos sensiblemente superiores a los del resto del país.

Al igual que en los anteriores barómetros, en el difundido ahora los encuestados son preguntados sobre si optarían por un centro público o privado -para ellos o para alguien de su familia- ante la necesidad de determinados servicios.

Para una consulta de atención primaria, la apuesta de los asturianos por el sistema público es la más contundente de toda España: lo eligen el 85,7 por ciento de los encuestados, frente al 9 por ciento que optaría por un centro privado.

A la hora de elegir para una consulta de asistencia especializada, la preferencia por un centro público también es mayoritaria, pero no tanto: un 67,3 (inferior a Aragón) frente a un 23,1 por ciento. Presumiblemente, en esta bajada inciden las prolongadas demoras de algunas especialidades.

Si toca elegir un hospital para ser ingresado, de nuevo la red pública de Asturias es más elegida que cualquiera otra con una cifra muy elevada: 86,6 por ciento, frente al 9 por ciento que preferiría un hospital privado.

Si hay necesidad de acudir a un servicio de urgencias, en el Principado la alternativa pública es elegida con una mayoría sin parangón: 84,4 por ciento frente al 11,5 de la privada.

Seguros privados

Reviste interés, naturalmente, el dato de cuántos ciudadanos disponen de un seguro médico privado. En Asturias, el 8,4 por ciento de la población tiene un aseguramiento privado concertado de forma individual, y otro 2,8 por ciento uno concertado por la empresa. Estos números sitúan al Principado en el centro del ranking de doble aseguramiento por comunidades autónomas. Esta clasificación la lidera la Comunidad de Madrid, donde un 26,8 por ciento de los habitantes disponen de seguro individual y un 8,9 de una póliza concertada por su empresa.

¿Cuáles son los principales motivos de contratar un seguro privado? En todas las regiones, la razón más frecuentemente argüida es una mayor rapidez de atención que en la sanidad pública. En Asturias citan este motivo el 77 por ciento de los encuestados. Y otros motivos que, a mucha distancia, aducen los asturianos son la posibilidad de acceder al especialista sin pasar por el médico de cabecera, y la oferta de algún servicio no incluido en la sanidad pública, por ejemplo la atención dental.

Compartir el artículo

stats