Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad rectifica: apenas incluirá plazas de urgencias en la oposición de médicos

Los 253 facultativos de familia que superaron el examen sufren para incluir sus méritos en un programa informático "engorroso" y con fallos

Un grupo de opositores, en el examen del 26 de mayo de 2018.

Un grupo de opositores, en el examen del 26 de mayo de 2018. LNE

-Algunos hemos tenido hasta 300 contratos de trabajo, y nos obligan a meter en el ordenador todos los datos, uno a uno, cuando el Sespa tiene toda esa información nuestra a golpe de un click.

Los 253 médicos de familia que compiten por 124 plazas fijas del Principado están que trinan. Han tenido que esperar diez meses por las notas del examen de su concurso-oposición, y ahora llevan varios días "sufriendo" -es la palabra que emplean- un sistema de baremación de méritos que consideran "extremadamente engorroso" que se basa en un programa informático "que no funciona".

Desde la Administración sanitaria el mensaje es doble. Por una parte, reconocen los fallos informáticos, aseguran que "no son graves" y vaticinan que "se corregirán esta misma semana". Por otra parte, transmiten una noticia que puede ser considerada muy positiva por un amplio colectivo de facultativos: cuando se adjudiquen las 124 plazas, ninguna de ellas -o muy pocas en el peor de los casos- serán las que ahora ocupan de forma interina médicos del SAC (Servicio de Atención Continuada), que son los que atienden las urgencias de fines de semana y festivos en el ámbito rural de Asturias.

La inclusión de las citadas plazas sólo fue conocida por la mayor parte de los opositores 48 horas antes del examen. Según su versión, los perjuicios de esta medida del Servicio de Salud del Principado (Sespa) no se centraba tanto en los médicos que se habían inscrito en el proceso selectivo como en los que ocupan interinamente plazas del SAC y descartaron presentarse pensando que los puestos en los que están, que son los que aspiran a consolidar, no saldrían a concurso. Por este motivo decidieron esperar su momento.

Esta decisión de la Administración sanitaria le valió al consejero de Sanidad, Francisco del Busto, una reprobación doble en la Junta General del Principado. Una partió de Partido Popular y la otra de Podemos. Ambas fueron apoyadas por PP, Podemos, Foro y Ciudadanos, que acusaron a Del Busto y a su equipo de "engañar" a los médicos del SAC, por incluir sus plazas de estos dispositivos en la oferta del proceso selectivo.

El concurso-oposición fue también impugnado por varios sindicatos sanitarios. Sin embargo, los jueces terminaron dando la razón al consejero de Sanidad. Pero la Administración sanitaria continuó trabajando en el asunto, y la solución llegó con la aprobación de los presupuestos del Principado correspondientes a 2019. En las cuentas regionales, PSOE y Podemos incluyeron que 354 plazas temporales del Sespa fueran transformadas en estructurales. De ellas, 175 son de médicos, y en este grupo figuran 72 de médicos de familia, que serán las que ahora permitan que, en el concurso-oposición de médicos de primaria que está en marcha, ninguna -o casi ninguna- de las 124 plazas que se adjudiquen sean las que actualmente ocupan los facultativos del SAC.

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) publicó el pasado martes las calificaciones del examen, que fue realizado el 26 de mayo de 2018. A la prueba se habían presentado 593 aspirantes, y 253 la superaron, lo que implica pasar a la fase de concurso, que consiste en el cómputo de los méritos que se suman a la calificación del examen.

Compartir el artículo

stats