DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hospitales inician cirugías de tarde mientras se suspenden por las mañanas

La falta de anestesistas obliga a posponer actividad ordinaria, sobre todo en el HUCA, y se agudiza por el traslado de médicos a Jarrio y Arriondas

Quirófano de un hospital.

Quirófano de un hospital. LNE

Es como desvestir a un santo para vestir a otro. O quizá un remedo de la mítica Penélope, tejiendo y destejiendo a la espera de que regrese su amado Odiseo. La sanidad pública asturiana pondrá en marcha esta misma semana un plan de choque de operaciones por las tardes, pagando horas extraordinarias, con el objetivo de acortar las listas de esperaen traumatología y oftalmología; y mientras tanto... por las mañanas se están suspendiendo cirugías programadas en horario ordinario por falta de anestesistas que duerman a los pacientes.

Este contrasentido está teniendo lugar principalmente en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y, en menor medida, en otros centros sanitarios. Además, tiene repercusiones sobre los hospitales de las alas de la región, ya que una de las razones -una entre varias- de que escaseen los anestesistas en los hospitales grandes es que el Servicio de Salud (Sespa) se ha visto obligado -desde principios del pasado noviembre- a movilizar médicos de manera forzosa para paliar la escasez de especialistas en los centros más periféricos. En estos últimos, las carencias son aún más acuciantes porque incluso pueden paralizar por completo la actividad quirúrgica. En el momento actual, dos anestesistas del Hospital Central se desplazan, por periodos de dos semanas, uno al Hospital de Arriondas y otro al Hospital de Jarrio (Coaña), lo que deja desasistidos dos quirófanos del HUCA, con la consiguiente merma de la actividad en la jornada matinal.

Otro ingrediente del problema: las fechas en las que estamos, finales de año, con los médicos apurando los días de vacaciones de los que disponen. Días en cantidades muy generosas, sobre todo sin son veteranos en la sanidad publica. Un facultativo con 30 años de antigüedad -y hay muchos- goza del siguiente calendario festivo: 26 días laborables libres por vacaciones, 11 días por asuntos particulares ("moscosos") y 4 días "griposos" (sujetos, al menos sobre el papel, a la presentación de un justificante de asistencia a una consulta médica). Es decir, que si estira la cuerda -y algunos la estiran-, un facultativo veterano suma 41 días laborables libres. Dicho de otro modo: dos meses completos. Y pueden ser más días (un moscoso más por cada trienio cumplido) si acumula más de tres décadas de antigüedad.

Guerra entre autonomías

"Es la consecuencia de las decisiones que fueron tomando las distintas administraciones [también el Gobierno central] sobre el argumento de que, ya que no podían aumentar mucho los sueldos, iban a retribuirnos con días", explica un médico del Hospital de Cabueñes (Gijón). Sobre esta premisa, desde hace años resulta habitual que sean muchos los médicos que en diciembre aprovechan para agotar los días a los que tienen derecho.

Y estos factores se suman a otros. Uno de ellos, común a toda España y muy difícil de eludir: la escasez de anestesistas en todo el territorio nacional, que lleva a una competencia sin cuartel entre las diversas comunidades autónomas por atraer a los pocos profesionales disponibles en el mercado.

El paradigma de casi todos los desajustes es el HUCA, pues su plantilla orgánica, sumada a la del Hospital Monte Naranco, cuenta con la friolera de 76 plazas de anestesista. La plantilla real es de 68: 63 en el HUCA, de los que 6 están de baja (algunos de larga duración), y 5 en el Monte Naranco. Si se suman todas las ausencias, se concluye que el complejo sanitario ovetense amanece cada día con 16 anestesiólogos menos de los que figuran en su plantilla teórica. ¿Qué sucede entonces? Que no se programan diariamente entre 8 y 14 de las actividades (quirófanos, sedaciones en Digestivo o Cardiología, consultas...) necesarias, según indicaron a LA NUEVA ESPAÑA varios miembros del servicio.

En este contexto, "es muy mal momento para poner en marcha un programa de operaciones por las tardes, que sin embargo puede ser eficaz en otros momentos del año", explican fuentes del Sindicato Médico de Asturias (SIMPA). Pese a todo, en el HUCA comenzarán a realizarse esta semana operaciones de oftalmología por las tardes, y en traumatología previsiblemente sucederá lo mismo en los próximos días.

Compartir el artículo

stats