Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los efectos de la epidemia gripal

La gripe colapsa los centros de salud, que tardan varios días en dar cita

Más de tres horas de espera en los ambulatorios l Los facultativos afirman que "hay muchísimos casos" y que "lo peor está por llegar"

Usuarios ayer a la puerta de las Urgencias del HUCA.

Usuarios ayer a la puerta de las Urgencias del HUCA. MIKI LÓPEZ

El colapso por la epidemia de gripe se trasladó ayer y el fin de semana de los hospitales a los centros de salud de Asturias, algunos de los cuales están dando citas con demoras de hasta cinco y siete días. Los pacientes tuvieron que soportar esperas de más de

En cambio, la situación en algunos centros de salud fue de colapso. Tras registrarse un pico de gripe en la semana del 30 de diciembre al 5 de enero, los facultativos de los centros de salud esperan que se produzca una segunda oleada a finales de mes o principios del que viene. "La semana pasada tuvimos casos aislados y ahora están empezando a aumentar. Más de las dos terceras partes de las consultas son por gripe", señala María Ángeles Ordóñez, pediatra del centro de salud de La Corredoria. En las instalaciones de El Quirinal, en Avilés, se vivieron guardias de fin de semana especialmente intensas. Entre las diez de la mañana y las ocho de la tarde, algunos usuarios tuvieron que esperar más de tres horas para que les atendiese un médico. La mayoría sufría patologías respiratorias o gripe y acudieron por urgencias, ya que en sus centros de salud no les daban cita hasta finales de esta semana.

En Oviedo la agenda está aún más llena. Ayer mismo se daba cita para el próximo lunes y, como alternativa, se ofrecía a los enfermos acudir al servicio de Urgencias. "Así lo hice, y vi que el goteo de enfermos después de comer era constante", explicó una paciente del centro "Paulino Prieto", emplazado en la calle Martínez Marina. Similar situación se vivió en Piedras Blancas (Castrillón), con más de 80 personas en consulta en solo una tarde, y sin contar domicilios.

En el área sanitaria VIII, con cabecera en Langreo, la intensidad de la epidemia viene siendo muy elevada desde las fechas navideñas. La médica Natalia Díaz Ferreiros afirma que hay "muchísima" gripe, más que el año pasado, tanto en niños como en adultos. Incluso pacientes vacunados están cayendo enfermos. En esta campaña han sido inmunizados en toda Asturias 203.551 personas, 4.000 más que en el mismo período del año pasado.

El colapso del Hospital Valle del Nalón obligó una vez más este fin de semana a trasladar pacientes a Mieres. Ello provocó que algunos enfermos del Álvarez Buylla tuviesen que pasar la noche del domingo en Urgencias al no haber camas disponibles. "La mayoría llegan con cuadros gripales y lo peor empieza ahora", sostiene un facultativo del hospital mierense.

En Cabueñes hubo ayer 505 pacientes ingresados -no solo por la gripe-, 64 en supletorias y 31 en camas individuales dobladas. El gerente del hospital gijonés, Manuel Bayona, se comprometió a "reforzar todo lo que sea necesario" en las plantas y deja vía libre a que las jefaturas puedan pedir los médicos que estimen convenientes para hacer frente a la epidemia de la gripe.

El virus deja "tirados" a los asturianos, "con mucha fiebre"

Se preveía un lunes negro en las Urgencias del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y al final se quedó en "tranquilo". Va entrecomillado porque el complejo sanitario ovetense atiende de media el primer día de cada semana a más de 300 pacientes. Ayer muchos de ellos fueron enfermos que recayeron en la gripe. "Es la tercera vez desde el jueves que venimos. Tiene dolor de estómago y no le remite", contó a la puerta de Urgencias Alfredo Rodríguez sobre su hijo enfermo de 14 años.

Lo mismo le pasó a Manuel Bermúdez, de 63 años y de Lugones, que ya acudió dos veces en diciembre al hospital y ayer repetió visita con "38 y pico de fiebre". Le acompañó su mujer, Mari Carmen Martínez: "Y eso que está vacunado contra la gripe". Esto es posible porque los virus tienen la capacidad de ir mutando para que nada pueda dañarlos. Aun así, las personas vacunadas están mejor protegidas que el resto, puesto que aunque se vean afectadas por la gripe la carga viral es notablemente más baja y, por lo tanto, los síntomas son mucho menores y más leves.

Por lo general, los pacientes notan que los síntomas de este año están siendo más intensos. "La gripe le ha dejado totalmente tirado. Tiene mucha fiebre", indicó la ovetense Paula Fernández de su hijo Mateo Menéndez, de 7 años. Según señaló Fernández, la atención ayer en Urgencias fue "muy buena". Y "rápida", según apostilló José Manuel Martínez, hermano de María José Martínez, que llegó al HUCA con vómitos y diarrea. "En dos horas nos dieron el alta. Nos sorprendió porque no paraban de entrar ambulancias. Pensábamos que era gripe y al final fue gastroenteritis", expresaron.

El director de la unidad de gestión clínica, Luis Antuña, afirmó que ayer hubo "menos presión" que otros lunes de este mes y del anterior. EL HUCA batió el martes día 7 su récord histórico de pacientes atendidos en el área de Urgencias: 453 en 24 horas. "El nivel de respuesta está siendo mejor porque, tras las Navidades, el personal se ha incoporado a los centros de salud", dijo Antuña, que agredeció el "gran esfuerzo" de los profesionales.

Salud contrata a 83 profesionales y los hospitales prevén escasez de camas hoy

El Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) ha contratado a 83 profesionales de distintas categorías "para dar una atención adecuada a la demanda durante la fase epidémica de la gripe". Así lo anunció ayer la subdirectora de Organización y Servicios Sanitarios, Pía Giménez, quien aseguró que las ocho áreas sanitarias experimentaron un descenso durante el fin de semana tanto en urgencias atendidas como en ingresos. A primera hora de la mañana de ayer, según datos del Sespa, había disponibles 127 camas. Algo normal, según los facultativos, ya que el lunes es día de muchas altas hospitalarias tras el fin de semana. Los médicos prevén un problema de camas para hoy y más aún para mañana.

Para evitar los contagios de la gripe, las autoridades sanitarias recomiendan el lavado frecuente de manos con agua y jabón, además de mantener una buena ventilación de los espacios cerrados. En caso de toser y/o estornudar, se recomienda utilizar pañuelos de papel de un solo uso para taparse la boca y la nariz, o bien emplear el hueco del codo para evitar contaminar las manos. Es conveniente limpiar con frecuencia las superficies que se tocan, como los pomos de las puertas y los interruptores.

Los síntomas de la gripe son malestar general, una fiebre alta súbita y tos, que se trata con antitérmicos y no con antibióticos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats