Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El presidente Barbón regresa a la barriada

El líder autonómico vuelve a su domicilio en Laviana tras pasar los cien días del estado de alarma en el apartamento de Presidencia

6

Barbón enseña su apartamento presidencial

Cien días después, el presidente del Principado, Adrián Barbón, regresa a su domicilio en una barriada minera de Pola de Laviana, en el que fue modesta vivienda de sus abuelos. El líder autonómico asturiano decidió con la declaración del estado de alarma quedarse a vivir en el apartamento que existe en el último piso de la sede de la Presidencia del Principado, en la ovetense calle de Suárez de la Riva. Salvo alguna salida a su piso particular por razones tan domésticas, como él mismo reconoció, como coger ropa limpia, Barbón residió en un apartamento que fue habilitado en el mandato de Juan Luis Rodríguez Vigil y que sufrió algunas remodelaciones. Antonio Trevín y Francisco Álvarez Cascos fueron los presidentes que más uso hicieron del espacio.

El Presidente Barbón informó en sus redes sociales que la medianoche del sábado al domingo ponía final "a una etapa excepcional" en su vida. "Vuelvo a vivir en Laviana; en Oviedo me he sentido muy apoyado y querido, así que vaya por delante mi gratitud", aseguró el Presidente, quien hizo públicas imágenes de las instalaciones privadas del palacio de la Presidencia. "Quise quedarme en Presidencia para estar al pie del cañón, durante el tiempo que se prolongara el estado de alarma".

Horas después, en su modesto piso de Laviana, grabó un vídeo en el que expresaba su gratitud a los asturianos una vez superada la etapa del estado de alarma. Barbón se dirigió a sanitarios, personal sociosanitarios, trabajadores de logística en alimentación, personal de limpieza, cuerpos de seguridad del Estado y al Ejército, así como a todos los que han trabajado y teletrabajado en estos cien días. "Si hemos llegado hasta aquí ha sido gracias a vosotros y vosotras, pero quiero que seamos conscientes de que hemos ganado una batalla pero no la guerra, porque el coronavirus sigue presente, es una amenaza cierta", recalcó. Barbón apeló a la responsabilidad individual: "Todos dependemos de todos y confío en que hagamos las cosas bien para salir adelante".

Compartir el artículo

stats