Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias impondrá la mascarilla en todo espacio público pero "sin extremismos"

El Gobierno quiere que la prenda se use más y mejor, rechaza una norma plagada de excepciones y valora ser tolerante con actividades deportivas

Desde la izquierda, Rafael Cofiño, Pablo Fernández y Concepción Saavedra.

Desde la izquierda, Rafael Cofiño, Pablo Fernández y Concepción Saavedra.

Asturias se sumará en los próximos días a la lista de comunidades autónomas en las que el uso de la mascarilla sea obligatorio en la mayor parte del tiempo que las personas transcurran en espacios públicos, ya sean abiertos o cerrados. "Nuestro objetivo es ir hacia la obligatoriedad de la

¿Cómo será la norma que regule esta nueva medida preventiva frente al coronavirus? Las autoridades sanitarias no quisieron explayarse. Según ha podido saber este periódico, lo que busca el Gobierno regional es una norma "que extienda el uso de la mascarilla, que aplique el sentido común y que no caiga en extremismos". "La mascarilla no será obligatoria mientras uno se ducha", aclaró en tono irónico el consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz, al diputado de Ciudadanos Armando Fernández Bartolomé, en una consideración que seguramente podría aplicarse a la playas.

El Ejecutivo de Adrián Barbón considera muy complicada, desde el punto de vista jurídico, la redacción de una resolución que podría verse anegada por la casuística. Por eso quiere huir de "una lista interminable de excepciones" y centrarse en los objetivos de fondo: que la mascarilla se use en más situaciones que ahora; y que se emplee mejor, con criterios más higiénicos. En esta línea, es muy probable, aunque no seguro, que del uso obligatorio de la prenda anticontagios queden excluidas actividades deportivas y otras en las que resulte patente la dificultad de emplearla. Por ejemplo, salidas de senderismo y, en general, acciones al aire libre que se realizan de forma individual o con muy poca gente alrededor.

En la misma comparecencia de ayer, las autoridades sanitarias alertaron de que "es probable" que se registre "una segunda ola de incidencia" de la pandemia de covid-19 "como está ocurriendo en Australia, Israel o Costa Rica", en palabras del titular de Salud. La gerente del Servicio de Salud del Principado (Sespa), Concepción Saavedra, destacó que en la calle detecta "una falsa sensación de seguridad", cuando la realidad es que "esto no ha terminado y tenemos que seguir siendo prudentes y respetar las medidas preventivas".

Ante las previsiones de una segunda oleada, la Administración sanitaria tiene dispuesta "una reserva estratégica de material de protección y respiradores". Asimismo, está gestionando la compra de "un importante volumen de vacunas de la gripe para evitar en el otoño una concomitancia de picos epidémicos".

Por otra parte, la gerente del Sespa anunció la realización de "una auditoría operativa" del Servicio de Asistencia Médica Urgente (SAMU) de Asturias, tras la recepción de una carta firmada por casi el 70 por ciento de la plantilla en la que solicitan la destitución del jefe del servicio por lo que consideran una "mala gestión" durante la pandemia.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats