Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ingresados por covid se multiplican por seis en un mes y el Nalón extrema cautelas

La cifra de nuevos infectados volvió ayer a tres dígitos (100) l San Martín se suma a Langreo y cierra los parques y canchas deportivas

Mónica Sampedro, Eloína García, Angelina Baragaño y Esther Cases, en un banco de La Felguera. ÁNGEL GONZÁLEZ

La cifra de nuevos infectados por coronavirus en Asturias volvió ayer a los tres dígitos (100 justos, diagnosticados el miércoles), después de la tregua de la primera mitad de la semana. Entre tanto, el número de hospitalizados continúa aumentando de forma paulatina. Ayer se situó en 52 (39 en planta y 13 en cuidados intensivos, UCI), lo que implica que se ha multiplicado por más de seis desde el nivel mínimo registrado hace poco más de un mes, el 21 de agosto, cuando los ingresados en toda la región eran 8 (6 en planta y 2 en UCI).

Todos los nuevos afectados, excepto tres que han sido hospitalizados, están asintomáticos o presentan síntomas leves de la enfermedad y permanecen aislados en su domicilio, señaló la Consejería de Salud del Principado mediante un comunicado. También fueron ingresadas el miércoles cuatro personas que habían sido diagnosticadas en días anteriores. "No se registraron nuevos ingresos en UCI ni fallecimientos por coronavirus", añadió la Administración.

Mientras tanto, los tres concejos de la comarca de Nalón afectados por la alerta naranja siguen adoptando medidas para prevenir contagios. El servicio de Vigilancia Epidemiológica ha constatado en Laviana, Langreo y San Martín del Rey Aurelio una incidencia acumulada más alta que la media de Asturias, "así como una tendencia creciente de la afectación entre sus habitantes". La media regional de incidencia acumulada en la última semana se sitúa en 58,4 casos por 100.000 habitantes, mientras que en Laviana se eleva a ocho veces más y en Langreo y San Martín del Rey Aurelio a dos veces más.

San Martín se sumó ayer a Langreo y decretó el refuerzo del servicio de limpieza y desinfección de espacios públicos, el cierre de parques y canchas deportivas, la suspensión de los mercados semanales, la supresión de actividades culturales y deportivas colectivas, y la vigilancia en el uso de la mascarilla y el cumplimiento de la restricción de las reuniones a grupos de un máximo de seis personas.

Para este último cometido, el alcalde de San Martín, José Ángel Álvarez "Quirós" solicitó refuerzos policiales a la Delegación del Gobierno: "Contamos con una plantilla insuficiente para afrontar con garantías una labor más intensa en la vigilancia que requiere la declaración de la alerta naranja. Esta situación es excepcional y se hace imprescindible una colaboración de la Delegación del Gobierno". El Ayuntamiento de Laviana, primer concejo en que se decretó la alerta, el pasado viernes, anunció que, a las medidas ya en vigor, se sumará desde ahora el cierre de instalaciones deportivas municipales, la suspensión de actividades deportivas municipales en curso, el cierre de los centros sociales rurales del concejo y la suspensión de autorizaciones para utilización de locales y espacios municipales.

Con el curso recién iniciado, ya hay tres centros educativos que han tenido que cerrar sus puertas de forma temporal tras detectarse en ellos la presencia de coronavirus. Se trata de las escuelas infantiles de Sotrondio, El Entrego y Cangas del Narcea, en los tres casos por haber profesores infectados.

El equipo docente de Educación Infantil del colegio Alejandro Casona de Cangas del Narcea está en cuarentena tras dar positivo una de las maestras. La afectada, que se traslada a diario desde Langreo a su lugar de trabajo, notó síntomas el pasado viernes, último día que acudió al centro. El Ayuntamiento de San Martín del Rey Aurelio, sobre el que pesa la alerta naranja determinada por el Principado por la situación de la pandemia, ordenó ayer el cierre preventivo hasta nuevo aviso de las dos escuelas infantiles de cero a tres años del municipio, las de Sotrondio y El Entrego, al declararse un positivo en una de las educadoras.

Compartir el artículo

stats