Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falta de enfermeras y la avalancha de contagios aplazan cirugías en el HUCA

Gijón es en estos momentos el gran núcleo de expansión del virus, y un foco en el Hospital de Riaño, en Langreo, infecta a once pacientes

La falta de enfermeras y la avalancha de contagios aplazan cirugías en el HUCA

La falta de enfermeras y la avalancha de contagios aplazan cirugías en el HUCA

El virus empieza a provocar los primeros apuros en hospitales de la región. Después de que el de Cabueñes de Gijón rozase el colapso hace ahora una semana, las alarmas saltaron ayer en el Hospital Valle del Nalón de Langreo tras detectarse un brote por coronavirus que afecta a once

El gran número de pacientes ingresados en toda la red hospitalaria también ha obligado al Hospital Universitario Central de Asturias, complejo de referencia para la atención sanitaria en la región, a tomar medidas extraordinarias. De momento, se ha reprogramado para la semana que viene las cirugías demorables previstas para estos días, una decisión que desde el hospital ovetense justifican por la gran afluencia de enfermos de todas las áreas sanitarias recibidas desde este último fin de semana y a la escasez de enfermeras, que obliga a reorganizar esfuerzos para paliar el covid-19. También esta semana el HUCA hizo un par de modificaciones internas para abrir una nueva UCI covid (ya suma cuatro) y otra planta de sospechosos para liberar una cuarta para positivos.

Por su parte, el Hospital Valle del Nalón roza estos días el colapso por el incremento de ingresos por coronavirus y un nuevo brote intrahospitalario que afecta a once pacientes ingresados, lo que ha obligado a suspender las consultas externas y las intervenciones quirúrgicas no urgentes. El nuevo brote (ya se había registrado uno anterior en otra planta hace tres semanas) se intentará atajar con pruebas PCR a todos los pacientes y trabajadores que pasaron por la unidad desde el pasado día 21. "La planta afectada ha quedado blindada. Los pacientes que ha dado positivo se han trasladado y no se están realizando nuevos ingresos en ella", indicó ayer Bernabé Fernández, gerente del área sanitaria VIII, que abarca el valle del Nalón. "Se han realizado ya doscientas PCR y se seguirán haciendo más en los próximos días", añadió.

El aumento de casos ha llevado al centro a habilitar una nueva planta para positivos, que se suma a la que ya había y a otra de sospechas. En Riaño había ayer 43 pacientes ingresados con coronavirus y 5 más en la UCI. Por el momento, pese a la suspensión de las consultas y de la actividad quirúrgica no urgente o demorable, el centro no ha tenido que derivar enfermos. "Todo depende de la demanda, pero mientras podamos asumir ingresos lo seguiremos haciendo", concluyó Fernández.

El personal de Cabueñes vuelve a convocar hoy un aplauso "irónico" a la gerencia sanitaria en protesta por la saturación del centro. De acuerdo a las cifras que baraja Salud, Gijón es el foco principal de expansión del virus: en los últimos siete días, la ciudad detectó 843 infectados de los 1.938 registrados en toda Asturias. Supone el 43 por ciento del total de la región, cuando la población del municipio representa solo el 26,5 por ciento del conjunto de Asturias, que parece que está viviendo una segunda ola acelerada. En nueve días se han detectado casi tantos casos como en toda la primera ola. Fueron 2.435 infectados desde finales de febrero hasta verano y 2.404 entre el 18 y el 28 de este mes. En cuanto a ingresos, semanalmente Asturias ya suma los mismos que los registrados a finales de marzo. Los sanitarios liberados de los sindicatos Usipa-Sicepa y Corriente Sindical de Izquierdas, por su parte, se incorporarán a trabajar voluntariamente.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats