Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El HUCA pone en servicio en una zona de vestuarios una UCI que no se utilizó durante la primera ola

La nueva área acoge pacientes críticos sin covid para concentrar a los positivos | Algunos turnos de enfermería a 12 horas y se cubren con voluntarios

La UCI 8 del HUCA habilitada en los vestuarios de la zona de docencia.

La UCI 8 del HUCA habilitada en los vestuarios de la zona de docencia.

Las cifras de contagios, de hospitalizaciones y de fallecimientos continúan al alza, avanzando hacia cotas que se prevén van a ser muy superiores a la de la primera ola.Tanto es así que el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) pondrá hoy en marcha la UCI que se improvisó el

La situación fue muy crítica el pasado fin de semana, pero según las fuentes consultadas, las perspectivas apuntan a que esa va a ser la tónica general en las próximas semanas teniendo en cuenta el incremento diario de casos positivos y de hospitalizaciones.

La Consejería de Salud comunicó ayer 333 nuevos casos registrados el pasado martes respecto del lunes. Se produjeron además 72 nuevos ingresos por coronavirus en planta y 10 más en la UCI. Así que, en total, hay 444 pacientes covid hospitalizados, entre confirmados y sospechosos. Además, otras 61 personas afectadas permanecen en unidades de cuidados intensivos en los distintos centros hospitalarios de la región. Se registraron también cinco fallecimientos, tres mujeres y dos hombres, con edades comprendidas entre los 76 y los 90 años. Dos de esas personas residían en residencias geriátricas.

Las elevadas cifras que se registran a diario han llevado al HUCA a adoptar medidas de urgencia. Fuentes hospitalarias explicaron que se van a utilizar, en principio 15 boxes de la UCI habilitada en la zona del helipuerto. En realidad, se improvisó el pasado mes de abril la instalación de esta unidad en la zona de docencia, próxima al helipuerto, pero no se llegó a utilizar. Ahora se trasladará a ella a enfermos críticos que no padecen el covid-19, lo que va a permitir mayor flexibilidad para compatibilizar todas las actuaciones del hospital con la atención a pacientes críticos que sí padecen el covid-19.

"El problema es que no hay dónde encontrar más para contratar", dice el representante de Enfermería del Principado

decoration

El Hospital Central está ahora en pleno proceso de transición de ubicación de los pacientes críticos que no están contagiados a la UCI del helipuerto, y para ello se está aprovechando la UCI de pediatría como puente al haber solo un niño en cuidados intensivos en toda Asturias. Así, en la UCI pediátrica del HUCA estaban ayer ingresados un niño y cuatro adultos, aunque estaba previsto que tres abandonaran esa unidad entre ayer y hoy, según confirmaron las fuentes hospitalarias consultadas.

El incremento de las hospitalizaciones provoca una carga de trabajo que ya empieza a hacer mella entre el personal sanitario. Esteban Gómez, presidente del Colegio de Enfermería de Asturias, aseguró que “las unidades de cuidados intensivos tienen mucha escasez de personal y se han abierto bolsas de voluntariado para tratar de paliar el déficit. Se trata de optimizar espacios y recursos, pero esta segunda ola va a ser mucho peor que la primera”.

El representante de Enfermería en el Principado remarcó que los ingresos se están disparando, mientras que hay menos personal que en abril “y el problema es que no hay dónde encontrar más para contratar”. Así que “estamos saliendo adelante doblando turnos y con voluntariado”, señaló.

Un total de 520 fallecimientos en Asturias desde la pasada primavera, el 60% en geriátricos

El total de fallecimientos por covid-19 se eleva a 520 desde el pasado 29 de febrero, fecha de aparición del primer caso confirmado de coronavirus en Asturias, según el Observatorio de Salud del Principado. De ellos, el 55 por ciento fueron mujeres, y el 45 varones, y la edad media es de 84 años, aunque también son superiores en las mujeres que en los hombres. Sólo el 2,7 por ciento de los fallecidos tenían menos de 60 años. El 60 por ciento (311) de las personas fallecidas residían en un geriátrico. Teniendo en cuenta que la población de residentes es de unas 13.500, la tasa se sitúa en el 2,3 por ciento. El comité de empresa de Establecimientos Residenciales para Ancianos (ERA), que gestiona los geriátricos públicos, denunció ayer un nuevo brote en el CPR Sotiello, en Moreda, con dos trabajadoras y cinco residentes, y la falta de medios tanto materiales como humanos en las residencias públicas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats