DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cabueñes habilita la planta de Pediatría para covid y crea un hospital de día en rehabilitación

El personal del centro denuncia el “caos” que se producirá con esta medida: solo dejarán nueve camas para todos los niños del área V

Una ambulancia en el Hospital de Cabueñes. | Juan Plaza

Una ambulancia en el Hospital de Cabueñes. | Juan Plaza

El Hospital de Cabueñes está echando los restos para aliviar la saturación de los últimos días, que ha puesto al centro al borde del colapso. Fuentes de la gerencia del área V han confirmado a este periódico que ayer mismo se habilitó un nuevo hospital de día médico en la zona de rehabilitación, una medida de urgencia ante la avalancha de casos de covid, que se ha completado con veinte camas más en la tercera planta. Además, la semana próxima se abrirá la quinta planta impar también para pacientes con coronavirus, y se trasladará a los pacientes de Pediatría, en la sexta planta impar, a la zona de lactancia para disponer de más espacio covid en sus dependencias.

Una decisión que de mano se topa con el enfado monumental del personal de Pediatría, puesto que la zona de lactantes solo tiene capacidad para nueve camas para todos los niños del área V, con las patologías típicas de estas alturas del año a la vuelta de la esquina y con lo que supone de sobrecarga de trabajo, sin que esté claro con qué personal se van a cubrir todas las ampliaciones. También se han ganado puestos UCI en la zona de Despertar, un área que había sido remodelada tras la primera ola.

Las medidas de las últimas horas obedecen a una situación de emergencia extrema, tras un “tapón” que tuvo que ser solventado con el traslado de más de una veintena de enfermos de coronavirus al Hospital San Agustín de Avilés, mientras que al menos otros tres pacientes iban a ingresar ayer en el Hospital Vital Álvarez-Buylla de Mieres.

La saturación en urgencias, que obliga a que muchos pacientes lleguen a estar días a la espera de camas de hospitalización en planta, ha sido momentáneamente atajada con la apertura de una sexta planta de positivos, con lo que ayer ningún paciente estaba ya en urgencias a la espera de cama.

Pero la situación sigue siendo crítica, y el gran número de positivos en coronavirus acumulados en Gijón en los últimos días hace prever que todo vaya a peor. El hospital militar de campaña instalado en el aparcamiento del centro médico de Cabueñes como zona de triaje para aliviar las urgencias empezó a ser cubierto ayer, pero estas instalaciones se encuentran a la espera de personal con el que poder atenderlas. Y también está aún en el aire cuándo y cómo se abriría el hospital de la Feria de Muestras, que en la primera ola del covid-19 no llegó a utilizarse pero que en este segundo embate de la enfermedad podría ser más necesario que nunca. Tampoco en este caso se ha aclarado con qué personal se cubriría el trabajo, y el desánimo cunde desde hace semanas entre los sanitarios del área, la más poblada de Asturias.

Ante la falta de respuestas y el “caos” en la organización de turnos, el personal ha convocado una nueva protesta el miércoles en Cabueñes.

Compartir el artículo

stats