DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hospitales, en situación crítica: “Esto parece el Madrid de la primera oleada”

Asturias se acerca a los 600 hospitalizados y el HUCA estudia habilitar otra UCI en su gimnasio | Los sanitarios urgen al confinamiento en casa

Los sanitarios manifestándose, el pasado mes de octubre, a la puerta del HUCA

Los sanitarios manifestándose, el pasado mes de octubre, a la puerta del HUCA Julián Rus

La situación es muy crítica en los hospitales asturianos y son muchos los sanitarios que reclaman el confinamiento domiciliario para controlar la situación. Las personas contagiadas por covid-19 y hospitalizadas, tanto en planta como en UCI, ya suman 591, una cifra que se espera continúe creciendo en los próximos días. Ayer se comunicaron 400 nuevos positivos diagnosticados el viernes, y seis fallecimientos. Se registraron 98 ingresos, de los que 16 fueron en unidades de cuidados intensivos (UCI).

El incremento desbocado de casos con hospitalización que se registra desde hace 14 días ha hecho que los hospitales se estén reorganizando para afrontar una previsible avalancha de nuevos infectados en los próximos días. El Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), centro de referencia en la región, está valorando habilitar espacios comunes para atender a los contagiados, además de cerrar plantas y/o alas enteras para estos pacientes.

María José Suárez en el laboratorio del HUCA el pasado mes de agosto Irma Collín

“Si vierais lo que hay aquí... Esto parece el Madrid de la primera oleada”.

Esta frase forma parte de uno de miles de mensajes (escritos y de audio) que los profesionales sanitarios de la región se están intercambiando estos días acerca de la situación generada por la pandemia de covid-19. Determinar si es o no una exageración no resulta sencillo. Lo que no admite dudas es que este fin de semana largo está siendo muy intenso en los hospitales asturianos. Son numerosos los ingresos en planta y, lo que es más preocupante, en las unidades de cuidados intensivos (UCI). Con una particularidad: la proliferación de enfermos menores de 60 años entre los infectados que llegan a las unidades de críticos.

Los responsables sanitarios parecen compartir la visión de sus médicos y enfermeras. Prueba de ello es que los directivos del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) estudian instalar otra UCI en el gimnasio del complejo sanitario ovetense. Ya está siendo utilizada, y a pleno rendimiento, la que había sido montada en los vestuarios de la zona de docencia, y ahora se ve necesario aumentar la dotación de críticos. También hay enfermos de coronavirus en las unidades de reanimación posquirúrgicas, llevadas por anestesistas. La afluencia de enfermos es muy intensa y se teme que las 128 plazas de UCI disponibles en el HUCA (sobre un total de 248 en el conjunto de los hospitales públicos de Asturias) puedan quedarse cortas. Así de desbocada está la pandemia en Asturias, a diferencia de lo que sucedió en la primera ola.

A juicio de muchos sanitarios, “hay que implantar el confinamiento estricto cuanto antes” si se quiere amortiguar la tragedia. Y tanto los sanitarios como los gestores saben bien que la tragedia no se limita al covid, sino que se extiende a todas las demás patologías graves –y leves que terminarán agravándose– que no podrán ser atendidas debido a la presión que ejerce el coronavirus, que puede reducir al mínimo la asistencia al resto de los problemas de salud de los asturianos.

La Consejería de Salud del Principado comunicó ayer que en el conjunto de la red hospitalaria pública del Principado están ocupadas el 39,48 por ciento de las UCI, y que la mayoría son pacientes afectados por coronavirus (30,26 por ciento del total de las plazas).

A juicio de muchos sanitarios, “hay que implantar el confinamiento estricto cuanto antes”

decoration

Añade además que, en cuanto a hospitalización convencional, el índice de ocupación es del 66,02 por ciento. Y matiza que los ingresos de personas afectadas por coronavirus llegan al 16,39 por ciento del total de plazas en planta.

Fuentes de Salud también indicaron que en el Centro Neurológico de Barros, conocido como Credine, permanecen en la actualidad 65 personas ingresadas. Este centro se habilitó durante la primera ola de la pandemia para acoger a residentes en centros geriátricos donde se habían detectado positivos y que no podían permanecer en ellos pero tampoco necesitaban hospitalización.

La tasa de positividad

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) realizó el viernes 4.927 pruebas PCR, y la tasa de positividad se mantiene elevada, llegando al 8,1 por ciento. El Servicio de Vigilancia Epidemiológica continúa rastreando para determinar los vínculos de los contagios identificados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha establecido que la propagación del virus se ha descontrolado cuando la tasa de positividad supera el 5 por ciento.

Los datos facilitados por las autoridades sanitarias del Principado también incluyen un incremento del número de fallecidos, con seis más el pasado viernes. Tres eran mujeres, de 60, 73 y 81 años, y los otros tres varones, de 67, 76 y 95. Dos de ellos tenían su domicilio en un centro residencial de personas mayores.

Según el último informe sobre mortalidad con coronavirus en Asturias, elaborado por el Observatorio de Salud, la edad promedio de fallecimientos es de 84 años. Y un dato: las edades de fallecimiento son superiores en las mujeres que en los hombres.

Así, en el caso de ellas la edad promedio es de 86,8 años, mientras que en la de ellos es de 80,4 años. Si se analizan los datos proporcionalmente al número global de víctimas mortales, el 74 por ciento superan los 80 años.

Asturias, a la cabeza del país en incidencia de ingresos y de mortalidad

Lejos están aquellos días en los que Asturias era el “paraíso de la salud”, con casi un mes sin positivos por covid-19. La situación actual es exactamente la contraria. Los contagios en Asturias han aumentado un 80 por ciento en las últimas dos semanas. La incidencia de ingresos por cada 100.000 habitantes se ha disparado en ese periodo en un 143 por ciento, lo que sitúa al Principado en el quinto puesto del ranking nacional, el cuarto si se tienen en cuenta solo a las comunidades autónomas (ese puesto lo ocupa la ciudad autónoma de Melilla). La incidencia de fallecimientos por cada 100.000 habitantes también coloca a Asturias en los puestos de cabeza del país, con un incremento del 318 por ciento en los últimos 14 días. Al analizar estos datos hay que tener en cuenta varios factores. Por ejemplo, que las estadísticas oficiales están sin actualizar porque los fines de semana no se comunican los datos a Salud. Lo habitual es que la cifra de víctimas mortales sea proporcional a los casos de dos o tres semanas antes. Y además, Asturias es la comunidad más envejecida del país.

Compartir el artículo

stats