DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado sopesa adelantar el toque de queda en las calles y el cierre de los bares

El Gobierno regional estudia más restricciones antes que un confinamiento domiciliario y se reunirá con los hosteleros para consensuar medidas

Un vehículo policial, entre las terrazas abarrotadas en Gascona, en el centro de Oviedo, al mediodía de ayer. | M. López

Un vehículo policial, entre las terrazas abarrotadas en Gascona, en el centro de Oviedo, al mediodía de ayer. | M. López

El Ejecutivo del Principado planifica ya aplicar con carácter inmediato nuevas medidas de restricción a la espera de ver la evolución de contagios y hospitalizaciones durante los próximos días y que el Gobierno central decida si publica un nuevo decreto de estado de alarma que permita el confinamiento domiciliario. Mientras tanto, las opciones con las que cuenta para disminuir la movilidad y la interacción personal son adelantar la hora del toque de queda, el cierre total o parcial de los establecimientos hosteleros, el confinamiento perimetral de todos los concejos, así como el cierre de la Universidad, al mismo tiempo que no se contempla por ahora el de los colegios e institutos. Todas estas opciones están sobre la mesa.

De hecho, ayer se disparó el rumor de que el cierre de la hostelería se aplicaría el martes, por lo que la patronal del sector, Otea, tuvo que desmentir este hecho y aclarar que ese día se reunirá con el Principado para intentar acordar medidas. Lo que sí confirmó Salud ayer que la presión hospitalaria sitúa ya a Asturias en el nivel 4 (riesgo extremo) de alerta de los establecidos por el Ministerio de Sanidad, lo que se traduce en que el Ejecutivo regional puede adoptar “medidas excepcionales, tras una evaluación específica de la situación, que podrán incluir la limitación de la movilidad de las personas, cierres perimetrales u otras restricciones del movimiento”, según el protocolo establecido.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, afirmó ayer que “tenemos que ser conscientes de que la situación es crítica. Se están analizando todas las posibilidades y opciones, si bien es cierto que algunas medidas no las puede adoptar directamente el Gobierno de Asturias por carecer de capacidad legal para ello”, en clara referencia al confinamiento domiciliario, que depende de un nuevo decreto de estado de alarma, como adelantó ya este periódico.

Barbón: “Tenemos que ser conscientes de que la situación es crítica. Se están analizando todas las posibilidades y opciones"

decoration

El Principado comunicó ayer que “las autoridades sanitarias trabajan en la definición de nuevas decisiones que serán consensuadas con el Ministerio de Sanidad y el comité de crisis de Asturias”. Y añade que “se pondrán en marcha con la mayor rapidez posible”.

Para las comunidades autónomas en “riesgo extremo” Sanidad aconseja limitar al máximo los contactos sociales, reuniones sociales de hasta seis personas, recomendar permanecer en los domicilios y limitar los horarios de apertura al público hasta las 22 horas en los establecimientos con servicio no esencial. Esto afecta de lleno a los hosteleros, que se verían aun más afectados.

Compartir el artículo

stats