Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ingresos por covid, al alza cuando toca decidir si se mantiene el cierre de locales

Los expertos piden prudencia para ver si la bajada de casos del sábado tiene continuidad y advierten que las hospitalizaciones subirán aún más

Dos médicos atienden a un hombre en una de las UCI del HUCA.

Dos médicos atienden a un hombre en una de las UCI del HUCA. Miki López

La cifra de contagios por covid-19 se redujo del viernes al sábado un 46 por ciento, al bajar de 793 positivos a 423. Pese a lo favorable de estos datos, nadie se atreve a echar las campanas al vuelo: la cifra de un día no quiere decir nada, hay que

Las previsiones de los expertos apuntan a que los contagios pueden empezar a bajar a lo largo de esta semana, como resultado de las restricciones impuestas. Pero no así las hospitalizaciones y los ingresos en la UCI, que continuarán aumentando. La tasa de positividad en los test también ha mejorado, al bajar al 8,11 desde el 11, 45 por ciento. Un total de 998 personas están ingresadas en los hospitales por covid. Las víctimas mortales superaron de nuevo la veintena en un día. El sábado se registraron 21, de las que nueve eran mujeres con edades entre los 63 y los 90 años, y doce varones de entre 71 y 98. Ocho residían en un centro geriátrico. La Consejería de Salud comunicó ayer que el sábado se habían confirmado 423 nuevos casos de coronavirus, una jornada en la que se produjeron 86 hospitalizaciones de personas en planta y 14 más en UCI.

Así, el sábado había en Asturias 858 pacientes ingresados en planta con confirmación o sospecha de covid-19, y otras 140 personas permanecen en unidades de cuidados intensivos. El número de altas hospitalarias se elevó a 39.

Las autoridades sanitarias ya señalaron el pasado viernes que lo más preocupante es la presión hospitalaria, y en especial la entrada de casos graves en las UCI. La previsión es los ingresos continúen creciendo en las próximas semanas. Esta misma tesis es la que sostienen los epidemiólogos. Pedro Arcos, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Oviedo, fue presidente de Médicos Sin Fronteras en España y trabajó en control de epidemias en catorce países de Asia, África y América. “El dato de un día es poco significativo. Lo importante es la tendencia, que los descensos, aunque sean pequeños y no tan drásticos, sean continuados”, porque eso es lo que indicará que se doblega la curva de contagios, aunque no quiere decir que la situación esté controlada. Arcos también destaca la importancia de la tasa de positividad (positivos sobre el número de pruebas realizadas), porque “es un indicador muy fiable de si realmente se reducen los contagios”. Otra cosa son las hospitalizaciones de pacientes agudos y críticos. “La reducción no se produce hasta que pasan unos 15 días desde que empiezan a bajar los positivos. Aún quedan muchos días de mucho estrés en los hospitales y lo que es peor, en las UCI”, afirma.

El también epidemiólogo y exdirector de acción sanitaria en situaciones de crisis de la OMS Daniel López Acuña, también incide en que “no podemos sacar conclusiones definitivas hasta no ver los datos de varios días, la tendencia, y además, siempre hay un posible efecto de fin de semana. Por eso habrá que ver los datos de los próximos dos o tres días para sacar conclusiones firmes”. En cualquier caso, López Acuña advierte de que “hay un desfase de dos semanas para ver cambios en la incidencia, y de tres a cuatro semanas para ver impactos en la hospitalización y en el ingreso en UCI así como en el número de fallecimientos”. E insistió en que “solo lograremos ver un doblegamiento pronunciado de la curva si logramos dar el paso hacia un confinamiento domiciliario”.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats