Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias confía en contener la llegada del rebrote para que las vacunas atenúen su impacto

El Principado parte con ventaja al haber padecido con retraso la segunda ola: mientras las otras comunidades ya empiezan a sufrir el tercer repunte, los contagios asturianos continúan en descenso

UCI del HUCA

UCI del HUCA

Asturias quiere que las primeras vacunaciones, a partir del próximo domingo, día 27, ejerzan de muro de contención ante la inminente llegada de una tercera ola de contagios por el covid-19 que ya está enseñando sus dientes en toda Europa y en algunas comunidades autónomas españolas. Las celebraciones navideñas, un periodo de alta interacción y elevada movilidad, traerán consigo un aumento inevitable de los contagios, sostienen los expertos. La pregunta es cuántos se producirán y cuándo se sentirán sus efectos. En medios sanitarios asturianos se sitúa para mediados del próximo mes de enero el momento en el que se terminará la tregua en los hospitales, que las últimas semanas han ido aliviándose tanto en ocupación de camas como de UCI. Otros sanitarios temen incluso que esa subida de contagios se perciba ya a partir de la próxima semana.

Incidencia

Las vacunas llegarán en la primera fase solo a mayores que viven en residencias de ancianos y a sanitarios de primera línea. Los primeros son un colectivo muy sensible a la enfermedad, que ha concentrado la mitad de los fallecimientos y que tiene una elevada probabilidad de sufrir consecuencias graves en caso de infección, ya que deben someterse a una larga hospitalización. Los sanitarios, por su parte, son un colectivo muy expuesto a contagios.

La montaña rusa.

Una vez más la propagación del virus se produce a distintas velocidades y tiempos en las diferentes comunidades autónomas. Así, los territorios que alcanzaron primero el pico en esta segunda ola, como Madrid, y que estaban en descenso cuando Asturias pasó sus peores momentos de presión hospitalaria, han comenzado ahora a presentar repuntes. En cambio, los contagios en el Principado siguen en un descenso progresivo. Los expertos sanitarios se preguntan cuánto tardará esa nueva tendencia nacional en llegar al Principado. De ahí que retrasar la llegada de la aparente tercera ola resulte crucial para que la incidencia en enero, inmersos en un proceso de vacunación, sea la menor posible.

La demora en la apertura de la hostelería.

Precisamente la situación sanitaria y epidemiológica de Asturias, retrasada respecto al resto de comunidades, llevó al Principado a tratar de ganar tiempo y retrasar al máximo posible la apertura de la actividad hostelera y comercial. Si la llegada de la tercera ola se produjese con tasas de incidencia aún elevada, el ritmo de contagios sería mayor y también se agudizaría las consecuencias del rebrote.

“No hay milagros”, dice el ministro Illa.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha afirmado que “el escenario es muy inestable y milagros no hay”, al referirse a las restricciones que Cataluña, una de las comunidades que primero abrió la hostelería y que ahora lleva a cabo nuevas restricciones, al constatarse que existe un ritmo de contagios creciente. “Aún vienen meses complicados, no nos engañemos, pero al menos podemos hablar del principio del final de la pandemia”, dijo.

El estímulo de la vacunación.

Precisamente Illa cree que el inicio de las vacunaciones establece un “horizonte de estímulo” para atenuar los efectos sanitarios y económicos de la tercera ola. Por eso, los servicios sanitarios asturianos confían en que la región llegue en una situación más favorable al mes de enero ante el rebrote que ya hace mella en España, con una baja incidencia, y la campaña de vacunación iniciada.

Adriana Lastra se hará una PCR para venir a Asturias.

La riosellana Adriana Lastra, vicepresidenta del PSOE y portavoz parlamentaria de los socialistas en el Congreso de los Diputados, ha afirmado que quiere regresar a Asturias para reencontrarse con su familia, a la que no ve desde septiembre. Lastra comentó que lo hará después de someterse a una prueba PCR para verificar que no tiene el virus. Quien ha descartado viajar a Asturias ha sido la presidenta del Senado, Pilar Llop, que todos los años elegía el Principado y Sevilla como destino en las fechas navideñas.

Cadena de restricciones en Europa y una nueva cepa con más transmisión.

A medida que aumenta la incidencia del virus en el continente, la inminencia de las fiestas navideñas ha llevado a los países a reforzar las restricciones previstas. Ayer mismo, el Reino Unido, suspendió de un plumazo sus previsiones navideñas, tras detectarse una nueva cepa del virus que no ocasiona que la enfermedad tenga consecuencias más graves, pero tiene hasta un 70 por ciento más de capacidad de transmisión. El primer ministro británico, Boris Johnson, anunció que quedan prohibidas las reuniones entre hogares diferentes. Deberán cerrar los comercios no esenciales, restaurantes, bares, gimnasios, teatros y cines. Tampoco se permitirá que se encuentren seis personas en exteriores. Podrán celebrarse reuniones familiares en zonas de Inglaterra por debajo del nivel 4 de incidencia, pero solo el día de Navidad, el 25 de diciembre.

La mortalidad del covid, el triple que la de la gripe.

Las evidencias científicas de la virulencia de la pandemia son ya incuestionables. La enfermedad causada por el coronavirus origina una mortalidad tres veces superior a la de la gripe estacional. Un estudio sobre casi 90.000 pacientes con covid entre el 1 de marzo y el 30 de abril y casi 46.000 pacientes con gripe entre el 1 de diciembre de 2018 y el 28 de febrero de 2019, concluye que el número de hospitalizados por coronavirus fue el doble que quienes ingresaron por gripe. Sin embargo, la tasa de mortalidad fue el triple a causa del coronavirus SARS-Cov-2.

Compartir el artículo

stats