Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias diseña un móvil que ve a través de la ropa

Ingenieros de la Universidad desarrollan, con piezas de smartphone, el escáner de los aeropuertos a tamaño mini - El dispositivo sirve también para detectar defectos ocultos en viviendas

Investigadores de la Universidad de Oviedo diseñan una tecnología para escanear objetos a través del móvil Agencia ATLAS

Desarrollar el escáner de los aeropuertos a tamaño mini y a partir de un teléfono móvil. Eso es lo que han conseguido hacer investigadores del grupo de Teoría de la Señal y Comunicación de la Universidad de Oviedo, que ya preparan el salto comercial de su prototipo. El hallazgo permitirá que “cualquier persona tenga acceso a un escáner de ondas milimétricas” y pueda ver a través de los objetos. Por ejemplo, a través de las telas, del papel, del cartón, de materiales con baja humedad... Las aplicaciones que abren estos miniescáneres son múltiples, según resalta el profesor e investigador de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón Jaime Laviada. “Desde ver a través de la ropa, como hacen los sistemas de seguridad de los aeropuertos, hasta detectar defectos ocultos en las construcciones, como corrosiones. Es lo que llamamos evaluación no destructiva: inspeccionamos algo sin derribarlo”, explica.

Todo comenzó con un proyecto para ayudar a los ciegos, denominado “Tecnologías avanzadas en ondas milimétricas para dispositivos vestibles o de mano”. “Uno de los objetivos de ese plan era diseñar un radar integrado en la ropa, una especie de bastón electrónico, que pudiese ser empleado por personas con discapacidad visual para detectar y sortear obstáculos”, comenta Jaime Laviada. Pero ese bastón inteligente fue “evolucionando” hasta derivar en un escáner de bolsillo con idénticos resultados a los de gran tamaño que funcionan en los aeropuertos de todo el mundo y son mucho más caros.

La clave de su desarrollo fue el uso de teléfonos móviles de última generación. Y en concreto de dos de sus partes: las cámaras, para seguir la posición del smartphone, y los radares, que permiten transmitir y recibir señales electromagnéticas. “Para obtener la imagen, utilizamos las cámaras del móvil y movemos el teléfono delante de la zona que queremos escanear en zigzag y, además, empleamos el radar o el propio sistema de comunicación del teléfono para transmitir y recibir ondas. Gracias a esta combinación hemos logrado imágenes tremendamente nítidas”, afirma Jaime Laviada.

El prototipo diseñado por los investigadores asturianos

Hasta hace poco, cuenta el investigador, los teléfonos móviles no tenían un radar incorporado, por lo que este avance tecnológico ha jugado un papel fundamental en el diseño de los miniescáneres. Hoy en día algunos dispositivos Google llevan incorporados radares para detectar gestos como el que se hace al pasar páginas. Otra tecnología móvil sobre la que se han apoyado los investigadores asturianos es el 5G, que emite ondas milimétricas muy cortas que permiten conseguir imágenes de alta resolución. “Con este incremento en la frecuencia ganamos en resolución y lo que antes era una simple mancha ahora es una imagen muy clara. Hemos obtenido imágenes muy nítidas de tijeras, llaves...”, añade.

Junto a Laviada, en el proyecto han participado Fernando Las Heras, catedrático del área de Teoría de la Señal y las Comunicaciones, y Guillermo Álvarez, investigador postdoctoral. “Una de las aplicaciones inmediatas del prototipo es la seguridad”, detalla Álvarez. Por ejemplo, continúa, “en los aeropuertos estamos acostumbrados a ver escáneres muy grandes; con nuestro diseño podríamos tener un escáner portátil, muy pequeño, que podría usar cualquiera con la mano y sin ningún tipo de entrenamiento”. Pero hay más. “Otro tipo de aplicaciones podría ser en el sector de la construcción para detectar tuberías ocultas o también para comprobar el estado de los edificios; por ejemplo, si presentan algún tipo de corrosión”, agrega. El prototipo se podría utilizar, incluso, para detectar partículas extrañas en los alimentos.

Los creadores del miniescáner ya están en conversaciones con fabricantes de móviles para llevarlo al mercado y hacer un diseño más maduro, en el que el propio escáner esté integrado en el móvil. El actual es un dispositivo compuesto por piezas sueltas del smartphone (el radar y la cámara).

Compartir el artículo

stats