Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agosto marcará el fin de la pandemia si los asturianos mayores de 60 años están entonces inmunizados

El Principado recibe la mayor remesa de viales, batirá el récord semanal y aspira a conseguir el sueño israelí

Marta Fernández Jara - Europa Press

Asturias alcanza este fin de semana las 300.000 personas vacunadas frente al coronavirus con al menos una dosis, y las 130.000 con la pauta completa. Se trata, en ambos casos, de las cifras más elevadas de España en proporción a la población. La región recibirá mañana, lunes, el mayor contingente de viales de Pfizer desde que se inició la campaña de vacunación. Esto permitirá, previsiblemente, batir el récord semanal de inmunización, establecido hasta la fecha en las 69.894 dosis aplicadas la semana pasada (del 12 al 18 de abril). Si todo rueda según lo previsto, por vez primera se rebasarán los 70.000 pinchazos en una semana.

Cuatro meses de campaña.

En el primer cuatrimestre de vacunaciones (se cumple pasado mañana, día 27), el ritmo en Asturias ha sido más lento de lo deseado por todos –como en toda la Unión Europea–, pero de los más rápidos de los 27 países que integran la UE. Ahora comienzan otros cuatro meses cruciales que han de llevarnos, a finales de agosto, a un 70 por ciento de población vacunada del covid-19, según el compromiso adquirido por el Ministerio de Sanidad para todo el territorio nacional. Esto supondría, a juicio de los expertos, alcanzar la anhelada inmunidad comunitaria. ¿Se cumplirá en el Principado? En las líneas que siguen se dibuja –con toda la minuciosidad posible a día de hoy– el panorama futuro de la vacuna en Asturias. Este calendario recoge las predicciones actualizadas de la Consejería de Salud, fundamentadas (conviene tenerlo en cuenta y cruzar los dedos) en que los laboratorios suministren vacunas según lo pactado.

El camino hacia el éxito israelí

El caso de Israel.

Empecemos, como aperitivo dominical, por exponer lo sucedido en Israel con la vacunación, y lo que implicaría que las condiciones fueran replicadas cuanto antes en el Principado. Israel es el país del mundo más avanzado en el proceso de vacunación. Ya registra 120 dosis aplicadas por cada 100 habitantes; Asturias lleva algo más de la tercera parte. Un estudio publicado esta misma semana en la revista “Nature Medicine” pone de relieve que, tras vacunar con la pauta completa al 85 por ciento de la población de más de 60 años (objetivo logrado el pasado 21 de febrero), el país hebreo ha conseguido reducir un 77 por ciento los casos de covid-19, un 68 por ciento las hospitalizaciones y un 67 por ciento los ingresos en UCI. ¿Cuándo llegará Asturias a la tasa de protección que permita reducir el impacto del coronavirus en esta misma medida? Responderemos esta pregunta a medida que exponemos los hitos de la vacunación previstos para los próximos meses.

Mayores de 80 años.

Ya han recibido la primera dosis de la vacuna cerca del 95 por ciento, y ocho de cada diez, la pauta completa. Es cuestión de días que se complete el proceso, salvo en casos excepcionales.

Grupo de 70 a 79 años.

Su inmunización comenzó tarde. Por eso han recibido la primera dosis siete de cada diez, pero la pauta completa, menos del 8 por ciento. La previsión de la Consejería de Salud habla de que, dentro de dos semanas (el domingo día 9), todos hayan recibido el primer pinchazo, que será también el último para los pocos que se hayan inmunizado con la vacuna monodosis de Janssen. Y la mayoría tendrán la segunda dosis puesta (separada de la primera tres semanas en el caso de Pfizer y cuatro en el de Moderna) para la segunda o tercera semana de mayo.

Grupo de 60 a 69.

Aquí la cosa tiene su complejidad. Los de 65 a 60 años están siendo vacunados (de más edad a menos) con AstraZeneca. Los de 66 a 69 –que se quedaron postergados– han empezado a ser inmunizados desde los dos extremos: los de 66 años hacia arriba, con AstraZeneca; los de 69 años hacia abajo, con Pfizer. Lo previsible es que ambas líneas se crucen un poco por debajo de la mitad, pues se dispone de más vacunas de Pfizer. En el momento actual, de la franja de 60 a 69 años han recibido el primer pinchazo casi la mitad de la población, y la pauta completa solo el 7 por ciento. Si se cumplen las predicciones de recepción de vacunas, los responsables de la Consejería de Salud consideran viable que a finales de mayo –o incluso un poco antes– tengan aplicada al menos la primera dosis todos los asturianos mayores de 60 años. La segunda dosis dependerá de la marca de vacuna aplicada (por los diferentes intervalos entre ambas).

Trabajadores sociosanitarios, docentes y esenciales.

Si no surgen inconvenientes serios, todos tendrán aplicado el primer pinchazo el 9 de mayo.

La frontera de los 60 años.

Como se ha dicho, a finales de mayo tendrán un primer pinchazo todos los asturianos mayores de 60 años. Por debajo de esa edad, solo estarán vacunados los trabajadores esenciales y los enfermos de alto riesgo (trasplantados, con diálisis, enfermos oncológicos, personas con síndrome de Down mayores de 40 años...). Salvo los que fueron inicialmente pinchados con AstraZeneca, a todos los menores de 60 años se les administran las vacunas de ARN mensajero: Pfizer o Moderna.

Grupo de 50 a 59 años.

Las autoridades sanitarias consideran aventurado realizar predicciones más allá del 31 de mayo. Sin embargo, sí se puede pronosticar, con ciertas garantías, que los asturianos de 50 a 59 años recibirán el primer pinchazo a lo largo del mes de junio, un mes antes de lo que se decía a través del sistema informático de respuestas a los ciudadanos.

El objetivo del 70 por ciento.

Sin duda, en Asturias parece totalmente viable tener vacunado al 70 por ciento de la población a finales de agosto. Las predicciones del Principado suelen basarse en los escenarios menos favorables. Todas las estimaciones pivotan sobre el suministro de Pfizer. Las vacunas de Moderna, señala Salud, dan muy buen resultado, pero el abastecimiento es escaso y el manejo complicado por los condicionantes de temperatura: en la práctica, solo podemos aplicarla en el HUCA.

¿Qué hacer con AstraZeneca?

En pocas semanas, la campaña de vacunación se topará con un problema serio: habrá dosis disponibles de AstraZeneca, pero no personas para recibirlas. En España, en el momento actual, la vacuna anglosueca está aplicándose a la franja de edad de 60 a 69 años. Se espera un nuevo consenso entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas acerca de un suero que, pese a haber sido asociado a algunas reacciones adversas graves, se considera globalmente muy seguro.

Asturias e Israel.

Según lo expuesto más arriba, abordamos ahora cuándo el Principado podrá ser como Israel, tener vacunadas con la pauta completa al 85 por ciento de las personas mayores de 60 años y reducir así de manera drástica las infecciones por covid-19 y sus efectos más graves en forma de hospitalizaciones en planta o UCI. Ya se ha dicho que para mediados de mayo tendrán aplicada la pauta completa la mayor parte de los mayores de 70 años. El problema reside en que la mayor parte del colectivo de 60 a 69 años se está vacunando con AstraZeneca, cuya segunda dosis se administra doce semanas después de la primera. Este intervalo nos llevaría a completar las dos dosis de todos los asturianos mayores de 60 años en la primera o segunda semana de agosto. Quizás un poco antes si la disponibilidad de dosis permitiera acelerar el proceso. Pero, según lo previsible en el momento actual, sería a mediados de agosto cuando la cobertura de vacunación de Asturias posibilitaría mirar al futuro con la confianza de la que ya disfrutan los israelíes (eso sí, seis meses después que ellos).

Compartir el artículo

stats