Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Cámara de Oviedo busca implicar al Principado en su Instituto de Mediación

La institución se propone como un mecanismo de resolución alternativa de litigios capaz de desatascar la labor de la Justicia

La Cámara de Comercio de Oviedo

La Cámara de Comercio de Oviedo LNE

La Cámara de Comercio de Oviedo trató de obtener ayer el aval y la participación del Gobierno regional en el Instituto de Mediación del Principado, el instrumento para promover la solución alternativa de conflictos que la entidad cameral patrocina junto a los colegios de abogados y economistas. En una reunión que mantuvo ayer con la consejera de Presidencia, Rita Camblor, el presidente de la Cámara, José Manuel Ferreira, enmarcó sus planteamientos en el proyecto de ley de eficiencia procesal y expuso la necesidad de dotar al Instituto de Mediación “del respaldo necesario para incrementar la cultura del acuerdo previo, evitando llevar hasta la administración de justicia” muchos supuestos de litigios y aliviando “la labor de jueces y tribunales”.

Durante el encuentro, los representantes de la Cámara de Comercio y los del Gobierno regional abordaron también la participación del ente cameral en el Foro de Gobierno Abierto del Principado, en el que trabaja la Consejería de Presidencia y que pretende institucionalizar y fortalecer el diálogo entre la administración autonómica y la sociedad civil.

Ferreira y Camblor abordaron igualmente las fórmulas de impulso que caben respecto al proyecto que promueven las cámaras asturianas para concienciar a las empresas sobre la necesidad de dar cumplimiento a los objetivos del desarrollo sostenible y la “Agenda 2030”.

Las instituciones camerales tienen abierto ya un espacio web donde las compañías pueden evaluar su grado de observancia mediante la respuesta a un cuestionario, pero ayer Ferreira planteó la posibilidad de que se incremente su participación mediante un sistema de incentivos o “sellos de calidad” que certifiquen el cumplimiento del programa.

Compartir el artículo

stats