Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Asturias pone fecha a la vacunación de los niños: estos son los plazos que se barajan

Con el objetivo estratégico de evitar el colapso de los centros de salud de la región, desde hoy sábado cualquier ciudadano que presente síntomas sospechosos de covid puede hacerse una PCR

Un niño vacunándose. Paul Hennessy

La sexta ola de coronavirus está mostrando algunas características muy novedosas en Asturias. Por una parte, la curva está subiendo a un ritmo rápido –y preocupante– sin que conste la existencia de brotes numerosos. Y, en segundo término, los enfermos de covid hospitalizados se recuperan con más rapidez que en ondas anteriores al ser más jóvenes y estar vacunados en un elevado porcentaje (en torno a un 80 por ciento). La Consejería de Salud prevé vacunar a los menores de doce años en la segunda quincena de diciembre, tras la autorización otorgada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Siempre y cuando –claro está– que lleguen las dosis necesarias, que son distintas –más pequeñas– que las inoculadas a los adultos.

Pruebas PCR sin filtro.

Con el objetivo estratégico de evitar el colapso de los centros de salud de la región, desde hoy sábado cualquier ciudadano que presente síntomas sospechosos de covid (que son idénticos a los de la gripe y a los de otras muchas infecciones respiratorias) podrá solicitar hacerse una PCR gratuita sin necesidad ni de llamar a ningún teléfono, ni de preguntar a nadie ni de pasar por un centro de salud: bastará con cumplimentar una solicitud en “Astursalud”, la página web de la Consejería.

Evitar la saturación de los centros de salud.

Esta decisión obedece a la elevada capacidad del Servicio de Salud (Sespa) de realizar pruebas PCR y a la voluntad de atajar de raíz uno de los grandes temores de las autoridades y los profesionales sanitarios: que los centros de salud se saturen de usuarios con síntomas sospechosos que, además de bloquear a los médicos y enfermeras, entrarían en riesgo de contagiarse unos a otros.

203 casos el jueves.

Los hechos son patentes: lo que hace poco más de una semana parecía impensable ha sucedido. La sexta onda epidémica de covid –en rigor, Asturias no tuvo cuarta ola– parece dispuesta a condicionar la vida de los asturianos y de los españoles en una medida muy elevada. Los 203 casos nuevos diagnosticados en la región anteayer, jueves, lo han ratificado. También se registró el fallecimiento de un hombre de 83 años.

Ingresados en cinco hospitales y el 80% vacunados.

Ayer, en los hospitales de Asturias había 78 pacientes hospitalizados con sospecha o confirmación de covid. De ellos, 66 estaban en planta y los otros 12 en cuidados intensivos (UCI). Los 12 de la UCI están en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). De los pacientes en planta que están diagnosticados, 44 están también en el HUCA, 7 en el San Agustín (Avilés), 4 en Cabueñes (Gijón) y otros tantos en el Álvarez-Buylla (Mieres), y 1 en Jove (Gijón). Están vacunados el 84 por ciento de los que están en planta y el 64 por ciento de los que permanecen en UCI. Globalmente, habían recibido la vacuna ocho de cada diez hospitalizados.

Vuelve a hablarse de restricciones.

Ayer mismo, Miguel Prieto, jefe de Alertas y Emergencias Covid de la Consejería de Salud, advirtió que “si llegamos a niveles de 150-160 personas ingresadas, es posible que tengamos que vernos en la tesitura de tener que recomendar nuevas restricciones”. ¿Cuándo podría llegarse a 150 o 160 ingresados? A día de hoy, no parece que nadie pueda responder a esta pregunta con fundamento. La cifra de hospitalizados está subiendo a un ritmo irregular. Ayer eran 78; una semana antes, 34.

Barbón apoya el “pasaporte covid”.

¿Por qué Salud habla de 150 o 160 hospitalizados para empezar a “valorar” nuevas restricciones? Porque significaría pasar al nivel 2 (riesgo medio) de ocupación hospitalaria. “El mensaje fundamental se centra en recordar que, lamentablemente, sigue existiendo la posibilidad de tener que recomendar de nuevo medidas más restrictivas si la evolución no es buena”, indicó Miguel Prieto. El presidente del Principado, Adrián Barbón, admitió ayer que está “muy preocupado” por el aumento de contagios en Asturias y añadió que sería “útil” la implantación del “mal llamado pasaporte covid” para acceder al interior de los locales de hostelería.

Compartir el artículo

stats