Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Ha dejado atrás Asturias el pico de la sexta ola? Esto es lo que dicen los datos

Los casos de ayer se mantendrán en torno a los 2.500 nuevos contagios, lo que anima a pensar en un cambio de tendencia

Asturias podría haber dejado atrás el pico de la sexta ola. Aunque aún es pronto para saber como evolucionará la pandemia en los próximos días (sobre todo con ómicron), hay varios indicadores que permiten albergar un cierto optimismo. El pasado viernes, 21 de enero, la incidencia general a 14 días (IA 14) en Asturias llegó a los 4.000 casos por cada cien mil habitantes, la cifra más alta de toda la pandemia. Este indicador llevaba subiendo sin parar desde el pasado 10 de noviembre. Desde ese día, la incidencia ha bajado hasta los 3.875 casos. ¿Qué indica este dato? Pues que la incidencia está bajando, pero a un ritmo muy lento.

Si se confirma el cambio de tendencia, esto ya sería en sí mismo una buena noticia. Ahora, lo importante es que los contagios diarios se mantengan por debajo de los 2.500 casos para que descenso se acelere. Hoy, según ha podido saber este periódico, los datos se mantendrán en esa horquilla, con una cifra similar a la de ayer.

Otro dato que apunta a que la sexta ola podría estar empezando a remitir en Asturias es la incidencia a 7 días (IA 7). Pese a que su fiabilidad es menor por los efectos que tiene sobre este dato la cifra diaria de contagios, la bajada es aquí mucho más pronunciada. En este caso, el descenso en la IA 7, como es lógico, empezó antes. El día 14 de enero se llegó al pico con más de 2.100 casos por cada 100.000 habitantes. Desde entonces, el descenso ha sido más o menos constante (a excepción de un pequeño aumento el día 17). El lunes 24 , el último día con datos de la Consejería de Salud, la IA 7 se situaba en 1.771 casos. Otro indicio positivo.

Cifras a la baja en toda España

A nivel nacional, los datos ofrecidos ayer por el Ministerio de Sanidad señalan una caída de todos los indicadores de la pandemia, pese a lo cual los fallecidos han aumentado hasta 382. El Ministerio de Sanidad registró 114.877 nuevos casos, de los que 61.669 habían sido diagnosticados en las últimas 24 horas, frente a los 27.248 registrados el lunes, lo que eleva a 9.395.767 la cifra total de personas contagiadas desde el inicio de la pandemia.

Respecto a la incidencia media actual de contagios en España en los últimos 14 días, el informe muestra que sigue descendiendo, situándose en los 3.267,21 casos por cada 100.000 habitantes, en comparación con los 3.381,16 notificado el lunes por el departamento dirigido por Carolina Darias. En cuanto a los fallecidos, se han notificado 382 más. Esto hace que la cifra global de muertos por coronavirus en España se eleve a las 92.376 personas.

En Asturias, la Consejería de Salud notificó ayer 2.348 casos de covid registrados el lunes, día en el que, además, se registraron seis defunciones por coronavirus: tres mujeres de 87, 91 y 91 años, y tres hombres de 74, 84 y 88. La curva de la sexta ola desciende de manera lenta.

En los hospitales había ayer 469 pacientes hospitalizados por covid: de ellos, 422 en planta y 47 en cuidados intensivos (UCI). Este último dato es el más favorable en la región. En vez de aumentar, como los expertos preveían, continúa bajando. La cifra citada es la más baja desde el pasado 30 de diciembre.

Administración de una vacuna. EP

La vacuna ha evitado en esta ola 3.500 muertos en Asturias, sostiene Salud

La vacuna del covid-19 ha evitado cerca de 3.500 fallecimientos en esta sexta ola pandémica en Asturias. Al menos, esta es la estimación del Observatorio de Salud en Asturias, dependiente de la Consejería de Salud. “La vacuna evita 19 de cada 20 muertes que se producirían sin ella”, señala el último informe de mortalidad por coronavirus en la región. Si se tiene en cuenta que en la onda actual se han registrado 184 defunciones, aplicando el dato de la Consejería se deduce que las muertes habrían sido 3.680.

Comparación con la primera onda. El cómputo de la Consejería de Salud sitúa en el pasado 10 de octubre el inicio de la sexta ola pandémica. Desde entonces, en Asturias se han registrado 91.754 contagiados y 184 fallecidos. La fase pandémica con mayor tasa de mortalidad fue la primera, la que abarca del 29 de febrero al 6 de julio de 2020. En ese periodo se contabilizaron 2.434 casos (menos que ahora en un solo día) y 341 muertos. O sea, fallecieron el 14 por ciento de los infectados. Si esta tasa se aplicara en bruto a los contagiados de la ola actual, los muertos serían más de 12.800.

La segunda ola. En el segundo periodo pandémico, entre julio y diciembre de 2020, se contabilizaron 24.463 infectados y 1.022 fallecidos. La tasa de muertes bajó mucho con relación a la primera onda, hasta situarse en el 4,1 por ciento. Si esta tasa se aplicara al número de casos de la ola actual, habrían resultado 3.761 defunciones.

Llega la vacuna. Después de la segunda ola se inició la vacunación. En la tercera onda, la mortalidad fue del 2,3 por ciento de los infectados. Y en la quinta ola, la que afectó sobre todo a gente joven, fallecieron el 0,4 por ciento. En la onda epidémica actual, los 91.754 contagiados y 184 fallecidos arrojan una letalidad del 0,2 por ciento. Esta cifra representa la setentaava parte de la tasa de muertos de la primera ola.

Riesgo muy superior. Según el informe del Observatorio de Salud, “los efectos vacunales sobre el evento fallecimiento son claros y contundentes en los datos de los meses de diciembre de 2021 y enero de 2022: la vacuna evita 19 de cada 20 muertes que se producirían sin ella”. La Consejería agrega que “de las últimas 250 personas fallecidas [por covid en Asturias], 127 de ellas no estaban vacunadas o tenían pauta incompleta”. Y concluye: “Las personas no vacunadas tienen un riesgo de fallecer 18,1 veces superior al de las vacunadas con pauta completa”.

Compartir el artículo

stats