12 de diciembre de 2016
12.12.2016

Un policía de Grado muere en un choque frontal en Soto, a la altura de Riberas

La esposa del fallecido y el conductor del segundo turismo implicado en el siniestro, vecino de Pravia, ingresan graves en el San Agustín

12.12.2016 | 01:53
Un policía de Grado muere en un choque frontal en Soto, a la altura de Riberas

Un agente de la Policía Local de Grado, Andrés Suárez, perdió ayer la vida a los 59 años en un choque frontal registrado pocos minutos después de las cuatro de la tarde en la carretera que une las localidades de Soto del Barco y Pravia, a la altura de La Piragüera, en las proximidades de Riberas. Otras tres personas resultaron heridas, y dos de ellas ingresaron en el hospital San Agustín de Avilés en estado grave. Se trata de la esposa de la víctima, M. L. A. Q., de 60 años y que viajaba como copiloto, y M. J. M., varón de 73 años que circulaba al volante del segundo coche implicado en el accidente. La tercera herida, de menor gravedad, es la acompañante y pareja de este último, N. A. A., de 57 años. El puente de diciembre se cerró de luto en las carreteras asturianas.

El trágico siniestro se produjo en un tramo recto por un choque frontal entre dos vehículos. Las primeras indagaciones apuntan a que el vehículo que conducía el fallecido, y que circulaba en dirección a Soto del Barco, invadió por causas que se desconocen el carril contrario, impactando con otro coche que se dirigía hacia Pravia, y en el que viajaba un matrimonio vecino de esta localidad.

El Centro de Coordinación de Emergencias recibió el aviso a las 16.13 horas. En la llamada se indicó que se había producido un choque entre dos turismos en el punto kilométrico 4,600 de la AS-16, el vial autonómico que conecta las localidades de Soto del Barco y Pravia. El interlocutor añadía en la llamada que podía haber al menos una persona atrapada.

De inmediato se movilizó a tres bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), con base en el parque de Avilés. Una vez en el lugar, los bomberos comprobaron que no había nadie atrapado. La sala del 112 del SEPA comunicó el suceso a la Guardia Civil, al servicio de mantenimiento de la vía y al Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) que movilizó la uvi móvil de Avilés, dos ambulancias de soporte vital básico, una ambulancia convencional y al equipo médico de atención Primaria de Pravia. Los intentos de los sanitarios por reanimar a Andrés Suárez resultaron infructuosos. El Policía Local de Grado, que deja dos hijos, no consiguió sobrevivir al accidente y algunas fuentes apuntan a que sufrió un paro cardiorrespiratorio tras el choque. El levantamiento del cadáver se produjo en torno a las 17.30 horas.

El fallecimiento de Andrés Suárez ha hundido a sus compañeros de la Policía Local de Grado. Acababa de cumplir 35 años de servicio y esperaba la aprobación del decreto que contempla la jubilación anticipada de los municipales. "Es un suceso tan terrible como inesperado. Con lo prudente que era Andrés conduciendo... Llevábamos 31 años trabajando juntos y la última conversación que tuvimos fue sobre la jubilación. De aprobarse el decreto, la podría coger en unos pocos meses. Pero ya se jubiló para siempre", lamentó su compañero José Cuevas. El suceso obligó a cerrar a la circulación la AS-16. La Guardia Civil derivaron el tráfico por la AS-224, de Muros de Nalón hacia Somao. La circulación quedó restablecida sobre las 18.00 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído