Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arcelor y el ITMA investigan nuevos aceros para carril y cómo soldarlos

Una alianza entre empresas del sector y el centro tecnológico permitirá formar profesionales para proyectos como el de tratamiento de tubos de automóvil

Participantes en la primera edición del proyecto formativo "Caldia", ayer, en la sede avilesina del ITMA.

Participantes en la primera edición del proyecto formativo "Caldia", ayer, en la sede avilesina del ITMA. MARA VILLAMUZA

La multinacional Arcelor-Mittal y el Instituto de Materiales (ITMA) investigan ya nuevos aceros para vías de ferrocarril y cómo soldarlos. Se trata de una nueva línea de investigación sobre aceros de alta resistencia al desgaste, más seguros, y que está desarrollando ya Arcelor en colaboración con el ITMA. Este proyecto es uno de los seis de I+D+i que han germinado en un novedoso programa formativo en el que participan empresas vinculadas al acero y el centro tecnológico. La primera edición del plan Caldia, que se clausuró ayer en el ITMA, contó con 45 participantes de siete empresas, la mayoría asentadas en la comarca avilesina. Uno de esos proyectos ya está en fase de desarrollo y otros dos dan los primeros pasos.

El Instituto de Materiales prepara un plan que busca lanzar una nueva línea de producción para el sector de la automoción: el desarrollo de una planta para perfilar y tratar térmicamente tubos de acero avanzado de alta resistencia. En el centro tecnológico avilesino ultiman la memoria del proyecto para buscar financiación. En líneas generales, el objetivo es desarrollar componentes más baratos, más resistentes y que permitan aligerar pesos. Esto se traducirá en una reducción del peso de los coches (que supondrán una rebaja de las emisiones a la atmósfera), en un menor gasto en materias primas y en una mejora de la seguridad.

El tercer proyecto que puede fructificar a corto plazo, según se expuso en la jornada de ayer, está relacionado con el sector de la energía eólica marina. Las piezas de transición son las estructuras que sirven de conexión entre el aerogenerador y la base que va anclada al fondo marino. Están expuestas a condiciones muy severas, como el viento y las corrientes marinas. El proyecto se centra en la mejora de la calidad de la chapa gruesa que se destina a este sector y del proceso de soldadura, para evitar la rotura por fatiga. Se trata de aumentar la resistencia de esa unión, optimizando el proceso de soldeo.

Los directores del programa Caldia, José Manuel Artímez y Javier Belzunce, adelantaron que la segunda edición de este máster del acero, que aborda toda la cadena de valor, se lanzará después de Semana Santa e incluirá novedades. Durará tres meses, con ocho horas semanales de formación, y se estructurará en nueve módulos que sumarán cien horas formativas.

Participaron en la clausura representantes de las compañías Arcelor-Mittal, Asturfeito, Idesa e Hiasa, que manifestaron su compromiso con la segunda edición del programa y valoraron los resultados de la primera. El director general de Idesa, Julio Martín Ramos, aplaudió la colaboración entre las empresas del polo del acero y el ITMA. "Hace falta una colaboración más activa de la Universidad, debería estar más integrada", apuntó. El director del ITMA, Íñigo Felgueroso, destacó que la primera convocatoria de Caldia "ha sido muy exitosa". "Además de la propia formación, ha ayudado a fomentar la colaboración en proyectos de I+D+i entre las empresas del polo del acero", subrayó.

La directora del Instituto de Desarrollo Económico del Principado, Eva Pando, aprovechó la clausura para manifestar su "apoyo a los proyectos de I+D+i en torno a la Manzana del Acero". El sector metalmecánico supone el 11% del PIB asturiano, dos tercios de todo lo que exporta la región y da empleo a 28.000 personas.

Compartir el artículo

stats