28 de enero de 2019
28.01.2019
La Nueva España

Alcoa detendrá su producción de aluminio en Avilés entre los días 5 y 14 de febrero

La empresa, que ha comunicado a los trabajadores el plan de parada, da por irrecuperabless 12 de las cubas donde se produce el metal

28.01.2019 | 13:47
Un empleado de Alcoa junto a una de las líneas de cubas que se va a parar.

La dirección de la planta avilesina de Alcoa ha comunicado esta mañana a los representantes de los trabajadores el calendario de parada de las cubas electrolíticas donde se produce el aluminio, lo que es tanto como detener la actividad de la factoría. La fecha elegida para iniciar el apagado de las cubas es el 5 de febrero y el objetivo es que el proceso esté completo el día 14.

La parada se hará mediante un método llamado "sobre metal", de modo que sea posible el rearranque de las cubas sin dañarlas. Esta técnica consiste en sacar de los recipientes el reactivo, pero mantener dentro cierta cantidad de "caldo" de metal para que solidifique y ayude a la conservación del equipo.

La serie 2 tendrá que estar parada el 6 de febrero, comenzado el proceso en la noche del día 5. La serie 3 tendrá que estar parada el día 14 de febrero, comenzando el apagado el día 12, igualmente en el turno nocturno. De todas las cubas que tiene la fábrica avilesina (289), la empresa da 12 por irrecuperables; es decir, no hay confianza en que soporten el proceso de apagado y reencendido. Éstas tendrán un tratamiento especial: serán paradas de una en una durante los próximos días, antes de la parada total.

La decisión de apagar las cubas forma parte del acuerdo alcanzado entre la empresa y los sindicatos para dar tiempo a que el Gobierno busque un inversor interesado en la compra de las fábricas de aluminio de Avilés y La Coruña. La idea es aprovechar el tiempo que media hasta el 30 de junio; en caso de que en ese plazo no aparezca comprador, Alcoa se reserva el derecho de ejecutar el ERE anunciado en octubre y abandonar su actividad productivas en las dos plantas.

La dirección de la empresa y los miembros del comité han acordado una serie de medidas de orden técnico para garantizar que el proceso de apagado de las cubas se hace del modo menos dañino para las mismas, haciendo prevalecer en todo momento el objetivo de que sea posible la reactivación de las mismas. En ese sentido, próximamente habrá otra reunión específica para tratar sobre el mantenimiento especial que ha de hacerse de la fábrica durante el tiempo que la misma esté detenida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído