Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crece por el covid la lista de espera para tratamientos de desintoxicación de drogas

Amigos Contra la Droga, que atiende a un centenar de personas al año, registra demanda acumulada: "En dos meses no entraron nuevos casos"

Un usuario de Amigos Contra la Droga, en el acceso principal del centro.

Un usuario de Amigos Contra la Droga, en el acceso principal del centro. RICARDO SOLÍS

Nuevas rutas, métodos de narcotráfico y sustancias prohibidas. Las restricciones impuestas en todo el mundo por la pandemia de covid-19 han alterado no solo la economía global sino también el mercado mundial de drogas, de acuerdo al informe mundial sobre Drogas de Naciones Unidas. Pese a todo, al menos en Avilés, el número de adictos a las drogas se mantiene estable: "No apreciamos repuntes", confirma Ana Menéndez, psicóloga de Amigos Contra la Droga, un centro especializado en el tratamiento de las adicciones que lleva funcionando en la ciudad más de tres décadas. Sí han apreciado, por el contrario, mayor demanda acumulada como consecuencia del parón del covid.

"Durante aproximadamente dos meses seguimos trabajando con los usuarios vía telefónica pero no se registraron ni evaluaron nuevos casos, por lo que ahora hay demanda acumulada de personas que solicitan ayuda para entrar", explica. Y es que Amigos Contra la Droga ofrece servicios de centro de día, tratamiento ambulatorio, tratamiento grupal, actividades de ocio, ayuda a familiares o tratamiento personalizado. Los resultados son "óptimos". Cifras cantan: el porcentaje de analíticas sobre consumo de sustancias con resultado negativo fue del 96,7 por ciento entre los usuarios a tratamiento en 2019. Además, seis de cada diez personas con problemas penales que pasaron el año pasado por Amigos Contra la Droga se beneficiaron de medidas alternativas a la prisión. También destaca que el 59 por ciento de las personas que llegó a la fase de inserción laboral consiguió empleo y, al finalizar el tratamiento, el 84 por ciento de las personas tuvo acceso a alguna fuente de ingresos, de acuerdo a la memoria de 2019.

Pero, ¿quién acude a Amigos Contra la Droga? Durante el año pasado, un total de 103 personas mayoritariamente de Avilés recibieron tratamiento para sus trastornos por consumo de sustancias, dos menos que en 2018 y cinco menos que en 2017. Ocho de cada diez eran hombres y, el resto, mujeres. La media de edad de los usuarios que llaman a la puerta de este colectivo ubicado en Piqueros de Abajo es de 40 años si bien muchos comenzaron a cortejar con las drogas en el fervor de la adolescencia. Un porcentaje importante carece de estudios y más de la mitad tiene hijos. Al llegar a Amigos Contra la Droga muchos están en situación de desempleo (el 64 por ciento del total) y otros carecen de ingresos.

Para estas personas con serias dificultades económicas -algunas residen en albergues o casas de acogida-, Amigos Contra la Droga cuenta con la colaboración del Banco de Alimentos de Asturias, que regularmente proporciona alimentos para repartir entre los usuarios del centro. En el último año y fruto de esta colaboración se distribuyeron regularmente alimentos a veintiséis familias, que representan a unas 65 personas.

También el año pasado, el centro puso en marcha un proyecto piloto para el desarrollo de una Escuela de Salud dirigida a las personas usuarias del Centro de Día para las personas sin hogar de Avilés, ubicado en la calle La Estación. "Se trata de un proyecto orientado a la reducción de daños y a la motivación al cambio en su estilo de vida, de manera que alguna persona se plantee hacer tratamiento encaminado a la abstinencia", explican las responsables de Amigos Contra la Droga en la última memoria, en la que destaca no solo el trabajo que llevan a cabo con las personas adictas a las drogas ilegales, entre ellas los jóvenes "enganchados al cannabis", sino también con las personas que sufren alcoholismo, en este caso gracias al patrocinio del Plan de Drogas para Asturias, EDP Solidaria y la Fundación Cajastur-Liberbank: en el año 2019 el programa de tratamiento para personas con problemas de bebida atendió a 22 beneficiarios.

En Amigos Contra la Droga trabajan igualmente con personas con frentes abiertos a nivel judicial y mujeres en riesgo de exclusión social (atendieron a dieciséis mujeres). Todo este trabajo avalado por años de experiencia lleva a que el colectivo de Piqueros registre habitualmente lista de espera, más ahora que durante dos meses no pudieron formalizar ingresos de nuevos usuarios dispuestos a dar carpetazo a las drogas de la mano de profesionales.

Compartir el artículo

stats