Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fiesta sobre ruedas por San Isidro

Los vecinos de Soto del Barco y Castrillón desfilan en carrozas para homenajear a las gentes del campo de sus municipios

16

En imágenes: las carrozas de San Isidro en Castrillón y Soto del Barco María Fuentes

Los vecinos de Soto del Barco y Piedras Blancas celebran estos días la fiesta de San Isidro, patrono de los labradores. Lo hacen con verbenas pero sobre todo como un homenaje al campo y a sus labores. Ambos municipios programaron ayer sendos desfiles de carrozas, que demostraron que el arte en estos concejos va sobre ruedas.

Los primeros en desfilar fueron los castrillonenses. En Piedras Blancas, la Banda de Gaitas de Castrillón abre el camino. Tras ellos, desfilan carrozas engalanadas con ramajes, con maquetas, bien decoradas y también con productos de la huerta y alguna que otra botella de sidra. En lo más alto de la estructura viajan niños y niñas vestidos, la mayoría, con el traje tradicional asturiano y en todos los artilugios remolcados hay algún que otro vínculo con el medio rural del concejo. La huerta, la vegetación y también un espacio para los oficios tradicionales, esos que con el paso del tiempo se están perdiendo como los herreros tienen su presencia en el desfile. Un molino de grandes dimensiones preside otra carroza y mientras tanto, los pequeños riegan de confeti la fiesta que ensalza el campo, la huerta y la ganadería, como se suele hacer por San Isidro. La agradable temperatura animó a los castrillonenses a salir a la calle y disfrutar tras dos años de pandemia de una actividad para la que los colectivos vecinales llevan tiempo esperando.

Participantes en el desfile de Piedras Blancas. | María Fuentes

En Soto del Barco desfilaron cuatro carrozas, una del AMPA del colegio de Soto que iba de ataviada de globos y niños vestidos de asturiano, otra diseñada por la agrupación “Selene” y centrada en el mundo de las plantas y las flores. La tercera estaba al mano de Daniel Menéndez, de Los Calgüetos, y llevaba consigo una oveya y tres gallinas, sidra y una lechera. Los de Foncubierta presentaron la carroza “Echa un culín” con ramajes y motivos asturianos. Las cuatro recorrieron varias calles de la capital del concejo desde La Magdalena. Tras la ruta en carroza, la sociedad de festejos de Soto del Barco repartió los bollos a sus asociados y después, volvió de nuevo la música con el dúo “Marfil”.

Compartir el artículo

stats