Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La obra de los centros sociales del Nodo y Cantos acabará este mes

Falta rematar el acabado metálico exterior y se acaba de contratar el suministro eléctrico

El centro social del Nodo, en construcción. |Mara Villamuza

Activada la cuenta atrás para que los vecinos del Nodo y Jardín de Cantos tengan sus demandados centros sociales. La obra de sendos edificios, una de las que se vio afectada por el suministro de materiales durante la huelga del transporte, se encuentran en la recta final y queda rematar el acabado metálico exterior. La previsión municipal es acabar los trabajos en agosto y activar los trámites para su recepción y posterior entrada en servicio. La inversión total ronda el medio millón de euros.

El Ayuntamiento de Avilés ha adjudicado recientemente a Hidrocantábrico un contrato menor por valor de 13.479 euros para dotar de suministro eléctrico a sendos centros sociales, situados en la Travesía de la Iglesia y frente a las calles La Xana y Barrio Jardín.

Los dos inmuebles gemelos que está construyendo Terra Ingenieros son la solución definitiva para dotar sendos barrios de los centros sociales que venían demandando las asociaciones vecinales. Han sido varios los proyectos previos que redactó la Unidad Técnica de Proyectos y Obras del Ayuntamiento de Avilés, planes de mayores dimensiones en otra parcela de la zona que nunca fueron ejecutados. De ahí que se planteara finalmente «una construcción ligera e industrializada, de menores dimensiones para que pueda ser reproducida en distintos emplazamientos».

La tipología de los edificios es de una planta y cada uno tiene una superficie construida de unos 132 metros cuadrados. Contarán con una sala de usos múltiples flexible, un despacho, aseos (para ambos sexos) y una sala de almacén y limpieza, más los espacios de comunicación y distribución.

Una de las reclamaciones históricas de los vecinos de los barrios del norte del municipio ha sido poder contar con un centro social cada uno. En cuestión de semanas, de no surgir imprevistos, podrán hacer uso de las instalaciones que tanto tiempo llevaban reclamando al Ayuntamiento de Avilés.

Compartir el artículo

stats