Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lola Herrera y Magüi Mira se llevan la aclamación tras el estreno de "Adictos"

La compañía repite esta noche, en el teatro Palacio Valdés, la función del espectáculo escrito por Juanma Gómez y Daniel Dicenta Herrera

Lola Herrera y Lola Baldrich, ayer, en el estreno avilesino de «Adictos». | María Fuentes

Lola Herrera y Magüi Mira han trabajado juntas tres veces. La última fue anoche en el teatro Palacio Valdés, que acogió el estreno nacional de "Adictos" (esta noche, a las 21.00 horas, repiten). La Herrera, por arte de magia, fue anoche la reconocida científica Estela Anderson, una mujer herida por el mundo que pesa más de lo que debe. Mira, por su lado, la directora del montaje. Y de Lola Herrera, Lola Baldrich y Ana Labordeta. Tres mujeres sobre la escena para contar el debú como dramaturgos de Juanma Gómez y Daniel Dicenta Herrera. "Sólo pido que alguna de ellas tenga unas anginas para poder sustituirla", bromeó la directora durante la presentación de la produción que anoche se llevó la aclamación de los avilesinos, de nuevo, los primeros espectadores en probar un espectáculo que inicia el camino de convertirse en uno de los predilectos de la temporada que se acerca a la vuelta del verano.

Magüi Mira y Lola Herrera, durante los ensayos previos. | María Fuentes

Magüi Mira, la directora, se esmeró estos días pasados en destilar un texto hasta la gota más rica. Y lo hizo de la mano del iluminador José Manuel Guerra y el escenógrafo Curt Allen Wilmer. "Lo que quiero es que este trabajo sea el mejor de Lola Herrera", admitió Mira a este periódico.

Lo que se vio ayer sobre la escena fue la sabiduría de Herrera sobre la escena y el peso de la realidad del texto. Juanma Gómez, uno de sus autores, aseguró que se desarrolla "en un tiempo muy lejano". La directora, sin embargo, le contradijo: se desarrolla "hoy mismo". Y eso, la plena actualidad, la encarnó la protagonista como si nada, pero con el magisteri de seis décadas a sus espaldas.

Lola Herrera y Magüi Mira han trabajado juntas tres veces. La última fue anoche en el teatro Palacio Valdés, que acogió el estreno nacional de "Adictos" (esta noche, a las 21.00 horas, repiten). La Herrera, por arte de magia, fue anoche la reconocida científica Estela Anderson, una mujer herida por el mundo que pesa más de lo que debe. Mira, por su lado, la directora del montaje. Y de Lola Herrera, Lola Baldrich y Ana Labordeta. Tres mujeres sobre la escena para contar el debut como dramaturgos de Juanma Gómez y Daniel Dicenta Herrera. "Solo pido que alguna de ellas tenga unas anginas para poder sustituirla", bromeó la directora durante la presentación de la producción que anoche se llevó la aclamación de los avilesinos, de nuevo, los primeros espectadores en probar un espectáculo que inicia el camino de convertirse en uno de los predilectos de la temporada que se acerca a la vuelta del verano.

Magüi Mira, la directora, se esmeró estos días pasados en destilar un texto hasta la gota más rica. Y lo hizo de la mano del iluminador José Manuel Guerra y el escenógrafo Curt Allen Wilmer. "Lo que quiero es que este trabajo sea el mejor de Lola Herrera", admitió Mira a este periódico.

Lo que se vio ayer sobre la escena fue la sabiduría de Herrera sobre la escena y el peso de la realidad del texto. Juanma Gómez, uno de sus autores, aseguró que se desarrolla "en un tiempo muy lejano". La directora, sin embargo, le contradijo: se desarrolla "hoy mismo". Y eso, la plena actualidad, la encarnó la protagonista como si nada, pero con el magisterio de seis décadas a sus espaldas.

Compartir el artículo

stats