Amely Martín Granda, primera Hermana Mayor de la Cofradía de la Dolorosa

"Asumo el bastón con tranquilidad porque hay equipo", celebra la catequista de San Nicolás

Por la izquierda,  Andrés González, María Jesús Rodríguez, Guillermo Barrera, Amely (con el bastón de mando de la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores) y Rafael Martín, Gonzalo Correas, Moisés Murias, Adrián Rodríguez y Edmundo Martín, ayer, en San Nicolás de Bari. | Mara Villamuza

Por la izquierda, Andrés González, María Jesús Rodríguez, Guillermo Barrera, Amely (con el bastón de mando de la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores) y Rafael Martín, Gonzalo Correas, Moisés Murias, Adrián Rodríguez y Edmundo Martín, ayer, en San Nicolás de Bari. | Mara Villamuza / A. P. G.

A. P. G.

Cambio al frente de la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores. Su Hermano Mayor durante los últimos ocho años, Rafael Martín Granda, entrega el bastón de mando a su hermana, Amely, que se convierte así en la primera mujer al frente de la cofradía que venera a la Virgen Dolorosa. Hasta ahora era la encargada de la decoración del paso. "Asumo el bastón con tranquilidad porque hay equipo. Ya tuvimos una vicehermana mayor, Covadonga Morán. Hace años no había mujeres en las juntas, pero la Iglesia cambia con la sociedad", señaló.

Su hermano celebró la "buena salud" de esta cofradía, que suma 433 cofrades (61 nuevos). "El miércoles salieron a la calle 202, el viernes 203 y nuestra banda tiene 55 miembros y es la única con trompetas", destacó.

Completan la renovada Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores Antonio Nicolás Herreros (vicehermano mayor), Adrián Rodríguez (secretario), Gonzalo Correas Mateos (vicesecretario), Guillermo Barrera (tesorero), Moisés Murias (vicetesorero), Natalia Fernández González (responsable de mantillas), María Jesús García Prieto y María Luisa Menéndez García (camareras de la Virgen) y los vocales Andrés González Martín, Silvia Soto Pita y María Jesús Rodríguez Pulgar.

Amely Martín Granda es la segunda mujer que asume el bastón de mando de una cofradía de la Semana Santa Avilés. La Real Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y de la Santa Vera Cruz fue la que nombró por primera vez a una mujer al frente de su directiva, Belén Fernández Miranda.