Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La propuesta de Meana, todo un acierto

El grupo "Chanclos Asgaya", de Oviedo, estrena en Candás "Una muyer d'armes tomar", sobre la violencia machista

Rubén Cristóbal Caso, durante la obra representada en Candás.

Rubén Cristóbal Caso, durante la obra representada en Candás. G. BENGOA

Una apuesta distinta y un acierto el de Segismundo Meana con su última propuesta teatral. El grupo ovetense "Chanclos Asgaya" estrenó en el XXIV Salón de Teatro Costumbrista Asturiano de Candás "Una muyer d'armes tomar", escrita y dirigida por el propio Meana, que también interpreta uno de los papeles con mucha solvencia.

La obra se basa en la violencia machista en el matrimonio, un tema imposible de tratar con humor, aunque Meana logra una pieza que obliga a reflexionar sobre esta lacra.

El primer acto es el monólogo de un padre que enumera los defectos de su hijo y da la impresión de que lo que peor le sienta sea su holgazanería, a pesar de que cita de soslayo la violencia contra su esposa.

Lo mejor de la obra es el diálogo de sordos que mantiene Rubén Cristóbal Caso, el actor que intepreta al marido violento, con Segismundo Meana cuando éste acude al taller donde trabaja el primero. Cada intervención de uno enlaza con la del otro a través de malentendidos ingeniosos. Mientras el maltratador critica a su mujer, el cliente le responde con sus problemas obviando los comentarios del violento quizás con toda la intención.

Malentendido también es el que protagoniza Honorina González, que interpreta a la mujer maltratada, con la abogada, papel que hace Leonor Meana, en su encuentro telefónico para pedir el divorcio. La liberación de la protagonista no tiene precio.

Compartir el artículo

stats