Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reapertura del túnel de Aboño, clave en las urgencias y para aliviar el tráfico, según los vecinos

Los carreñenses lamentan que reabrir la vía no sea una prioridad para la Administración, aunque no pierden la esperanza de volver a utilizarla

La entrada al túnel desde Carreño, ayer. A. F. V.

Reabrir el túnel de Aboño, principal vía de comunicación de Carreño con su hospital de referencia, el de Jove (Gijón), es una "prioridad" para los vecinos. Entienden que más allá de la comodidad que puede suponer a la hora de realizar una visita médica, recuperar el paso es algo que puede llegar a afectar a su salud, por la ampliación del tiempo de traslado ante posibles urgencias. Además, también consideran que su reapertura ayudaría a aliviar el tráfico del cruce de El Empalme, uno de los puntos negros de la red viaria del concejo, en el que se suceden los atascos, sobre todo en la época estival.

Los últimos vehículos privados que cruzaron el túnel lo hicieron en diciembre de 2012. Según la Autoridad Portuaria de Gijón, su propietaria, se iban a acometer una serie de obras necesarias para garantizar la seguridad en su interior. Tras ver el calado y la importancia de estas actuaciones, el ente anunció en 2014 que la vía permanecería cerrada de manera indefinida.

Desde entonces, los vecinos de Carreño vienen demandando su reapertura. Aseguran que ahora el trayecto de Candás al hospital de Jove supera los 20 minutos, un recorrido que antes se hacía en, aproximadamente, la mitad. "Y eso puede suponer un riesgo en caso de emergencias", señala el presidente de la asociación de vecinos de Perlora, Pepe Caballero, quienes llevan luchando por restablecer el tráfico en el vial desde su cierre.

También se han involucrado en la lucha desde el principio los de la asociación de vecinos de Candás. Defienden que ésta era la vía natural para acudir al hospital, pero también la destacan como la solución a otro de los grandes problemas del concejo: los atascos en el nudo entre las carreteras de Gijón, Avilés y Candás.

"Vemos que asumir esta actuación no es una prioridad para la administración, pero sí para los vecinos", asegura Luis Fernández, presidente de la asociación vecinal de Candás, que no pierde la esperanza de que en volver a cruzar por el túnel para ir al vecino concejo de Gijón.

La reapertura del túnel de Aboño ha ido más allá de los movimientos vecinales. También ha sido debatido en el plano político. Los últimos en intentarlo han sido los de Foro, que el año pasado llevaron al Senado una propuesta para la puesta en servicio del vial. La moción fue rechaza. PP e IU también lo intentaron con anterioridad en Ayuntamientos y Congreso sin, de momento, éxito alguno.

Compartir el artículo

stats