Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La suspensión del Xiringüelu de Pravia, "un palo" empresarial difícil de encajar

Hostelería, hotelería, comercios y panaderías verán sus ingresos reducidos al perder unos días de grandes ventas: "Lo vamos a notar mucho"

La suspensión del Xiringüelu de Pravia, "un palo" empresarial difícil de encajar

La suspensión del Xiringüelu de Pravia, "un palo" empresarial difícil de encajar

La suspensión de la romería del Xiringüelu de Pravia, prevista para el 9 de agosto, ha caído como un jarro de agua fría en el sector hostelero y hotelero del concejo, que tiene en los días previos a la fiesta un auténtico acicate para las cuentas anuales del negocio. Sospechaban que la romería, de las más destacadas de Asturias, sería cancelada -ya lo había dejado caer el alcalde praviano en una entrevista en LA NUEVA ESPAÑA-, pero el anuncio oficial rompe los esquemas de los establecimientos que ya han perdido la importante campaña de primavera.

"Vaya si se va a notar, va a ser fuerte, sólo la noche del sábado del Xiringüelu tengo cenas en terraza, bar y comedor y como yo el resto, para nosotros es fundamental y lo vamos a notar", comenta Telvi García, restauradora de la villa. En su opinión, la romería es fundamental para que los empresarios hagan buenos números y su falta se notará en las cuentas. Lo mismo piensa Juan Carlos Tuñón, propietario de un hotel en la villa praviana que cada Xiringüelu se llena de asturianos y otros romeros venidos de todas las partes de España e, incluso, del extranjero, detalla. "Es una lástima, normalmente tengo el hotel lleno todos los días antes de la fiesta y esos clientes generan consumo en Pravia", apunta. Cree que la suspensión es un "palo" al sector turístico porque "Pravia y el Xiringüelu son un binomio".

También las casas rurales del municipio se llenan hasta la bandera en las fechas del Xiringüelu. Bien lo sabe Joaquín Arango, dueño de un alojamiento en la localidad de Corias, a escasos kilómetros de la villa. "La gente no va a venir y lo vamos a notar en la economía de los negocios, son pocos días pero se notan va a ser tremendo", dice.

La cancelación del multitudinario festejo, que llena el prao de Salcéu con alrededor de 40.000 personas, no sólo afecta a los bares y restaurantes, hoteles y casas rurales, si no a los supermercados, comercios de toda índole y estancos. Y entre ellos, las panaderías y pastelerías son de las que más notarán la falta de la romería pues son días de muchas ventas de pan, empanadas, pasteles y tartas. "Telita", dice Loli Pastur, de una pastelería y cafetería praviana, "lo vamos a notar mucho porque ya los días antes lo notamos en la terraza, que la gente toma algo antes de las cenas, pero también porque el domingo del Xiringüelu vendemos muchísimo, incluso a gente que viene de fuera". En su negocio ya casi dan por perdido el verano debido a la falta de las fiestas y ponen toda la esperanza en la llegada de turismo.

También hay empresarios como Iván Beiro, con hotel-restaurante, con una visión algo más positiva. En su opinión, "la gente de Pravia saldrá igual, la decisión de anular el Xiringüelu ha sido difícil pero ciento por ciento acertada".

Compartir el artículo

stats