Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Somao, mucho más que un pueblo de postal

Negocios tradicionales y emprendedores mantienen la vitalidad económica de la localidad praviana, "Pueblo ejemplar 2020"

Manuel Fidalgo, en la quesería.

Manuel Fidalgo, en la quesería.

Somao (Pravia), "Pueblo Ejemplar" 2020, premio que concede la Fundación Princesa de Asturias, destaca por sus hermosas estampas de bellas casonas de indianos perfectamente conservadas. Pero es mucho más que eso: es una localidad viva, con 300 habitantes, y varias empresas asentadas que dinamizan este lugar. Se trata de pequeños negocios que van desde el sector hostelero al tecnológico o establecimientos tradicionales como una quesería o un taller mecánico.

Para los hermanos Pablo y Jaime Viña quedarse en Somao era su primera opción y, en 2013, abrieron un taller mecánico que llevaba años cerrado. "Nos animaron mucho los vecinos y estamos encantados porque nos tratan muy bien", señala uno de ellos, Pablo. Podían haber instalado su negocio en Pravia o Avilés, pero apostaron por quedarse en Somao y no les va mal. Trabajo hay a destajo y están al lado de casa, por lo que la comodidad de comer en el hogar o, incluso, descansar un poco, se ofrece apetecible para ellos. "Y lo mejor de todo es la gente, insistieron en que nos quedásemos y estamos muy agradecidos con su respuesta", dice. No hay vecino en Somao que no cambie las ruedas o repare el coche allí.

La localidad praviana también atrae a nuevos pobladores como Manuel Fidalgo, quien cogió las riendas de la quesería "La Peñona" en 2018 y se quedó a vivir en la zona. "Aquí tengo mayor calidad de vida aunque los costes de distribución son más elevados y reducen los beneficios, ganas menos, pero estás haciendo lo que te gusta y es la base de la felicidad", dice. Tiene tres empleados y produce unos 3.000 quesos afuega l pitu al mes. La vida rural le compensa el esfuerzo y permite, en su opinión, recibir visitas y que los turistas puedan conocer el proceso de elaboración del queso. "Llevar eso a la práctica en un polígono industrial creo que sería mucho más difícil", apunta.

Compartir el artículo

stats