Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Grado ultima la instalación de la sede museística del palacio Fontela

El área de Cultura trabaja en la recepción de las piezas que serán parte de la muestra que se podrá ver en el centro de la villa

Jaime Martín, conserje de la Casa de Cultura, y el coordinador de Cultura, Gustavo Adolfo Fernández, desembalan algunas de las piezas recibidas. | S. Arias

Una caja registradora de principios del siglo XX, una afilador que aparece en una fotografía delante de la sidrería "Pepe El Bueno" o una silla de barbero son algunas de las piezas que, tras haber sido tratadas por los arqueólogos, ya están ubicadas en el palacio Fontela. Un edificio que albergará la colección dedicada a la historia comercial y cultural de la villa moscona como parte del Museo Etnográfico y de Historia de Grado, con base en La Cardosa, donde se mantendrá la exposición dedicada al medio rural. El coordinador de Cultura, Gustavo Adolfo Fernández, dirigió ayer la llegada del penúltimo lote de objetos al palacete de la calle Eduardo Sierra, que esperan abrir al público próximamente: "Se está acelerando todo para tenerlo listo cuanto antes y lo intentaremos abrir antes de que se acabe del verano", apunta.

Los responsables de la iniciativa prevén que pueda abrirse al público antes de finalizar el verano

decoration

Una vez terminada la obra civil y tratado el problema de termitas originado en las escaleras, comienza la organización de la colección, que incluirá paneles explicativos sobre la muestra. Así, en la planta baja, donde se ubica la Oficina de Turismo, habrá una sala en la que los visitantes "podrán percibir de un brochazo la historia de la villa moscona", precisa Fernández. Unas piezas que están vinculadas al comercio y mercado de Grado, gracias a la cesión de antiguos establecimientos como la galletera La Gilda, Almacenes Miranda, La Casa Grande, la fonda La Cloya, la imprenta La Magdalena o la ferretería Guisasola, entre otros.

Serán los protagonistas de la primera planta, donde se recreará un bar-tienda, un puesto del mercado y una barbería de antaño. En otra sala, se escenificará cómo era una antigua casa burguesa de la villa moscona. Y todo estará acompañado de imágenes históricas que reflejan el pasado comercial y social de Grado.

Escaleras arriba, en el segundo piso, la exposición estará dedicada a la cultura local de la villa y contará con una muestra con casi un centenar de cámaras fotográficas donadas por Corsino Fernández. La muestra incluirá un cuarto oscuro de revelado de fotos "y habrá una cámara antigua usada para fotografiar a los presos, se trata de una pieza única, es una de las tres que hay en España", comenta el coordinador de Cultura. Este área ya cuenta con todas las vitrinas y peanas necesarias.

En la misma planta se expondrá también el conjunto de acordeones cedidos por el moscón Felipe Rubial, para los que se están diseñando los expositores. Por otro lado, Fernández avanza que la buhardilla del edificio se completará con más objetos de cara al futuro. "De momento no podemos avanzar nada pero estamos estudiando distintas ideas, todas ellas muy interesantes".

Con la llegada de las últimas piezas restauradas comienza ahora la colocación de todos los elementos expositivos. Tan solo queda recibir el último envío con un fusil, una radio y una cámara de fotos, "la más antigua que tendremos" prestada por la familia de Foto Blanco". "También se incorporarán a la colección los dos trajes tradicionales propiedad del Ayuntamiento con un área dedicada al Día’l Traxe’l País en la villa moscona. Empezamos ya a colocar todo y pronto recibiremos los paneles con toda la información necesaria para conocer la exposición, en la que tenemos que dar las gracias a las familias de los establecimientos comerciales de Grado", apunta Fernández.

La nueva sede está cada vez más cerca de abrir. Con ella, el área de Cultura pretende convertirla en un centro de referencia para todos los visitantes e invitar así a conocer la sede principal en La Cardosa, que alberga la muestra dedicada al medio rural y la colección de la Guerra Civil en el concejo. "La exposición del Fontela estará viva, habrá novedades y ya planeamos incluir un espacio para las pastelerías y confiterías de Grado", dice Fernández.

Compartir el artículo

stats