Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Hospital de Riaño reforzará su servicio de radiología con dos nuevos equipos

El complejo tiene comprometida la compra en 2017 de un mamógrafo y prevé contar con una nueva máquina de resonancias

Una profesional del Hospital de Riaño consulta los resultados de una prueba radiológica en el ordenador. FERNANDO RODRÍGUEZ

El Hospital Valle del Nalón tiene previsto reforzar el próximo año su capacidad diagnóstica con la adquisición de dos nuevos equipos radiológicos, un mamógrafo y un aparato de resonancias magnéticas que reemplazarán a las máquinas actuales. La medida se encuadra dentro de la estrategia de la gerencia del área sanitaria VIII de potenciar su servicio de radiología. Entre otras medidas desplegadas a lo largo de este año para mejorar la asistencia al paciente y reducir las listas de espera se ha ampliado el horario de atención y se ha reforzado la plantilla de radiólogos con la incorporación de un nuevo especialista.

El complejo sanitario comarcal recibe cada mes casi 2.200 peticiones de pruebas radiológicas, entre las que solicitan los profesionales del propio complejo sanitario y las que llegan derivadas de Atención Primaria. Esas pruebas se reparten de la siguiente forma: 1.100 ecografías, 750 escáneres o tomografía axial computarizada (TAC) y 320 resonancias. Esa elevada demanda prevé afrontarse a partir del próximo año con la llegada de dos nuevos equipos, según explicó Tácito Suárez, gerente del área sanitaria VIII, correspondiente al valle del Nalón. "Tenemos comprometida la adquisición de un mamógrafo digital y estamos en contacto con el Principado para poder adquirir también un nuevo aparato de resonancia magnética. Esperamos poder contar con los dos equipos en 2017", indicó el responsable sanitario.

A principios de este año, el hospital puso en marcha un plan para mejorar su capacidad operativa en la realización de pruebas radiológicas y con el objeto de reducir el volumen de usuarios en listas de espera. La actuación incluyó la ampliación de los horarios de atención en el propio complejo sanitario de Riaño y la derivación de una parte de los pacientes al Hospital Álvarez Buylla de Mieres para la realización de ecografías.

De forma paralela, en mayo se incrementó la plantilla de radiólogos con la incorporación de un nuevo profesional, con los que pasaron a ser siete los especialistas adscritos al servicio. La llegada del nuevo radiólogo estuvo enmarcada en las incorporaciones de profesionales médicos realizada tras resolverse el concurso de traslados convocado por el Servicio de Salud del Principado de Asturias (SESPA). En el área sanitaria quedaban vacantes por esos traslados 25 plazas que se cubrieron con otros tantos médicos (14 de Atención Especializada y 11 de Atención Primaria) llegados desde otros centros o que estaban en el complejo sanitario del Valle y que decidieron quedarse.

Compartir el artículo

stats