Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Langreo no concederá el premio "Pueblu Afayaízu" para destinar su dotación a la crisis

El Ayuntamiento deriva a las ayudas por la pandemia los 33.000 euros que aporta para obras y equipamientos en el núcleo distinguido

Langreo no concederá el premio "Pueblu Afayaízu" para destinar su dotación a la crisis

Langreo no concederá este año el Premio "Pueblu Afayaízu-Meyor Entamu Rural", que se entrega desde 2001. El galardón que convoca cada año el Ayuntamiento no tendrá dueño en esta edición (la vigésima) y la cuantía se destinará íntegramente al fondo municipal para paliar la crisis sanitaria, aseguró el ejecutivo municipal. La cantidad consignada para obras y equipamientos en el núcleo elegido asciende a 33.000 euros.

El Ayuntamiento aprobó recientemente 840.620 euros para este fondo anticrisis. De ellos 450.920 euros provienen de un reajuste de inversiones y subvenciones (donde se han incluido los 33.000 euros del premio "Pueblu Afayaízu") y 389.700 euros del remanente.

Un mes antes de que se declarase el estado de alarma por la propagación del coronavirus el Consistorio dio a conocer los cambios en las bases de la convocatoria del galardón. La principal de las novedades era que en la elección del ganador tendría más peso el proyecto que los vecinos propongan que se lleve a cabo con la dotación económica del galardón. Los criterios tradicionales que se han valorado para la concesión del premio desde su fundación en 2001 seguirán contando en la valoración del jurado, que estará integrado por la regidora, la secretaria municipal, el concejal de Medio Rural, un edil de cada grupo político representado en el Pleno, el arquitecto municipal y el técnico de Medio Rural.

La distinción de "Pueblu Afayaízu" reconoce las actuaciones e iniciativas que los vecinos de la zona rural ponen en marcha para conservar las tradiciones de los núcleos y recuperar su patrimonio paisajístico, etnográfico o arquitectónico. Tiene en cuenta, además, la potenciación de oficios capaces de generar actividad económica respetuosa con el entorno y las actividades de convivencia, colaboración y organización solidaria de cada comunidad vecinal.

En la valoración final, el proyecto aporta 50 puntos del máximo de 100 con los que puede calificarse cada propuesta. Esta modificación persigue "galvanizar la participación y revitalizar el interés por el galardón", destacó el gobierno municipal en la presentación de las novedades en la convocatoria. La Alcaldesa destacó entonces que en los últimos años se había observado "una disminución del número de candidaturas y una tendencia a la repetición mecánica de otras ya presentadas en ocasiones anteriores". Y dado que el ejecutivo municipal considera que se podía "poner en peligro la continuidad del premio, nos hemos decidido a introducir un cambio que esperamos que vuelva a estimular la participación".

El plazo para presentar candidaturas al galardón, que pueden proponer alcaldes de pueblo, asociaciones de vecinos, entidades sociales o culturales de cada lugar y ciudadanos a título individual, se había abierto en febrero. La intención inicial era hacer público el fallo el 17 de abril en la feria Llangréu Natural, que no se pudo celebrar debido a la pandemia.

La puesta en marcha de estas novedades en la convocatoria del Premio "Pueblu Afayaízu" tendrá que esperar al próximo año para destinar los 33.000 euros a las ayudas de la crisis. La pandemia ha provocado que el Ayuntamiento haya tenido que reajustar su presupuesto, recurriendo a una modificación. De la partida consignada para inversiones, que ascendía a 1.445.348 euros (de los que 750.000 euros proceden de un préstamo) se recortaron 264.000 euros. La rebaja afecta al plan de derribos, con 80.000 euros menos de los previstos (serán 120.000 euros en total), y a la pavimentación y mantenimiento de vías, con una reducción de 30.000 euros, lo que deja la inversión en 120.000 euros.

Además, se retrasa la rehabilitación de los aseos del parque Dorado de Sama y una obra prevista en la escuela infantil Garabatos para almacenar los pellets. El equipo de gobierno municipal pretende recuperar estas inversiones recogidas en el presupuesto que se han tenido que cancelar por la crisis sanitaria el próximo ejercicio.

Compartir el artículo

stats