Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mieres tendrá más peatonalizaciones, que alcanzan el consenso político y social

El gobierno local traslada al Consejo de Participación Ciudadana una planificación que busca sacar el vehículo privado del centro de la ciudad

La calle Doce de Octubre, cerrada al tráfico de forma permanente.

La calle Doce de Octubre, cerrada al tráfico de forma permanente. A. V.

El Ayuntamiento de Mieres ha informado al movimiento asociativo del concejo su intención de seguir adelante con una reorganización vial del casco urbano que pasa por nuevas peatonalizaciones, buscando en la medida de lo posible reducir la presencia del vehículo privado en el centro de la ciudad. Así lo ha

El concejal de Servicios a la Ciudadanía, Juan Ponte, explicó ayer, tras la reunión con las asociaciones, que el objetivo del gobierno local es avanzar en los próximos años hacia una ciudad "peatonal, con espacios para la bicicleta y que fomente el uso del transporte público". El edil subrayó la necesidad de consensuar un modelo de ciudad con el tejido social: "Buscamos un espacio de diálogo que permita sentar las bases de un entendimiento que sirva para el desarrollo de una planificación a largo plazo".

El gobierno local percibe un "apoyo mayoritario" por parte de la sociedad civil al plan municipal de peatonalización y fomento del uso de la bicicleta. La Agrupación vecinal de Mieres lo confirma: "Estamos a favor de las peatonalizaciones y de los aparcamientos disuasorios fuera del centro de la ciudad", apunta Arsenio Díaz Marentes, presidente del citado colectivo. Es más, el principal reproche al gobierno local es que no pase de la teoría a la acción: "Llevamos tiempo pidiendo un proyecto concreto que sirva de guía para los próximos años", añade Marentes.

Los planes municipales pasan por la fase de nuevas peatonalizaciones que arrancó tras el confinamiento de la pasada primavera. En realidad, el Ayuntamiento de Mieres inició su plan de peatonalizaciones hace ya más de un cuarto de siglo, actuando en el tramo de la calle Aller que transcurre paralelo al parque Jovellanos. Aquella insólita medida inició una gran transformación en el centro urbano.

Asociaciones vecinales, comercio y hostelería, aunque no sin algunas divergencias, parecen ver positivo que se aborden nuevas peatonalizaciones en Mieres, algo que no se hace desde hace una década, cuando se cerraron al tráfico Jerónimo Ibrán y Guillermo Schulz, con algo más de 385.000 euros de inversión. Y es que el propio Gobierno regional propone seguir esa ruta, algo que recoge como recomendación dentro de su planificación del área metropolitana asturiana.

Como primer paso, las calles Escuela de Capataces y Doce de Octubre permanecen cerradas al tráfico desde el pasado mes de mayo. La medida adoptada por el Ayuntamiento de Mieres tenía vigencia inicialmente hasta que concluya la desescalada por la pandemia. Finalmente, el gobierno local de IU ha decidido dar a las peatonalizaciones un carácter permanente.

En este momento concreto, el avance de las peatonalizaciones y la reorganización de la zona azul han confluido en Mieres en las calles del entorno de la plaza de abastos. El Ayuntamiento ha cerrado al tráfico Doce de Octubre y Jerónimo Ibrán, ambas comprendidas en el ámbito del sistema rotatorio de aparcamiento. Recientemente se ha colocado señalización permanente prohibiendo el paso de vehículos al entorno de la plaza de Abastos. A medio plazo se trabaja para acondicionar los viales a su nueva consideración. Además, la principal calle de la ciudad, Manuel Llaneza, se ha comenzado a cerrar los domingos para dar cabida a la ampliación del mercado dominical. Los responsables municipales no ocultan que el objetivo sería sacar el tráfico de esta arteria de manera permanente, aunque advierten de la dificultad del proyecto.

Además, el Ayuntamiento pretende desarrollar un carril bici que de servicio a la ciudad. Recientemente el campus de Mieres organizó un concurso de ideas para diseñar un proyecto. La premiada, Marina Giribaldi, estudiante de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, convenció por una unanimidad al jurado al centrarse no sólo en el eje de Mieres que se proponía en el certamen, sino que además lo relacionó con el resto de la trama urbana de la villa y otros elementos, como las sendas verdes.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats