06 de junio de 2012
06.06.2012

El hueso alemán

El Bayern eliminó al Madrid en tres de las cuatro semifinales de Copa de Europa anteriores

06.04.2012 | 02:00

Oviedo, Mario D. BRAÑA


Desde 1976, el Real Madrid-Bayern Munich es un clásico de la Copa de Europa. La eliminatoria que empezará el 17 de abril será la novena entre dos de los grandes dominadores de la máxima competición continental. Servirá para romper el equilibrio, ya que en los anteriores cruces cuatro veces pasó el Madrid y otras cuatro el Bayern. Hubo otros dos partidos entre ellos, pero encuadrados en la fase de grupos de la temporada 1999-2000, la de la octava Copa de Europa blanca. En semifinales manda el Bayern por tres a uno.


El Bayern no levanta la «Orejona» desde 2001, cuando ganó en la final de París al Valencia, mientras que la espera del Madrid por la Décima se remite a 2002, el año del triunfo en Glasgow frente al Bayer Leverkusen. Ahora, el equipo de Mourinho aparece como favorito, aunque la consigna tras el trámite frente al Apoel fue la prudencia. «Hacen goles como si nada», advirtió Di María. «El Bayern llega muy bien y será muy complicado», recalcó Kaká. «No nos vemos en la final», concluyó Cristiano Ronaldo. «Un gran rival, muy poderoso a nivel institucional y a nivel futbolístico», apuntó Mourinho.


Históricamente, el Bayern ha sido un hueso para el Madrid, especialmente en semifinales. Sólo una vez el equipo madridista accedió a la final tras medirse a los alemanes: fue en 2000, tras un 2-0 en el Bernabeu y un 2-1 en Munich. Curiosamente, en esa edición al Madrid le bastó con ganar un partido de cuatro para desembarazarse del Bayern, al que no le sirvieron sus dos victorias (2-4 y 4-1) en la liguilla. Las otras tres semifinales fueron para el Bayern: en 1976 (1-1 en Madrid y 2-0 en la vuelta), en 1987 (4-1 en Munich y 1-0 en el Bernabeu) y 2001 (victorias del Bayern por 0-1 en Madrid y 2-1 en casa).


Los últimos cruces Madrid-Bayern han llegado en cuartos y octavos de final, resueltos siempre a favor del equipo que cerraba la eliminatoria en su campo. Fue el caso de los cuartos de final de 2002, en los que el Madrid respondió al Bayern con un 2-0 al 2-1 de la ida. O de los octavos de 2004, cuando tras el 1-1 de Munich al Madrid le bastó ganar por 1-0 en el Bernabeu. La última experiencia fue dolorosa para el equipo entrenado por Capello, ya que después del 3-2 en Madrid al Bayern le sirvió el valor doble de los goles en campo contrario: 2-1.


El Bayern de Munich juega esta edición de la Liga de Campeones con la motivación adicional de que su estadio, el Allianz Arena, acogerá la final el 19 de mayo. Muchos de sus jugadores también tienen una cuenta pendiente con José Mourinho, que entrenaba al Inter que le cerró al Bayern las puertas a su quinta Copa de Europa, en la final del Bernabeu de 2010.


Después de una larga travesía de nueve años cayendo antes de semifinales, el Bayern vuelve a hacerse fuerte en Europa. El equipo, que rozó el título con Van Gaal, parece haber madurado con Heynckes. Robben y Ribéry son dos puñales en las bandas y Mario Gómez pone el punto final.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fórmula 1

Fórmula 1

Fórmula 1 2018

Vive la emoción del Mundial de Fórmula 1 y sigue a Fernando Alonso en McLaren

 

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine