09 de febrero de 2017
09.02.2017

Fallece Quique Santos, "el guarda" blanquiazul

El tinetense fue portero en los años 70 y utillero del club en los 80

09.02.2017 | 01:56
Excompañeros, amigos y familiares de Quique Santos visitaron ayer el tanatorio de Avilés. En el recuadro, la fotografía de una ficha federativa del exportero .

"Quique era como el guarda del Real Avilés, se ocupaba de que todo estuviera en su sitio, cuidaba todos los detalles". Así recuerda Francisco Álvarez "Quico", capitán del Real Avilés en los años ochenta, a Enrique Santos Fernández, "Quique", utillero del primer equipo en aquella época y que antes, en los setenta, había guardado también la portería del conjunto blanquiazul. Quique Santos ha fallecido a los 67 años de edad en su domicilio de La Carriona.

El exjugador, nacido en Tineo el 24 de julio 1949, debutó como portero en el club blanquiazul en 1969, recién llegado del Carbayedo y después de crecer en la cantera del Arnao. Tras varias temporadas en clubes asturianos como el Mosconia y el , regresó al Suárez Puerta en la temporada 1975-1976, para vestir la camiseta blanquiazul durante cuatro temporadas. Años después se unió al Real Avilés Industrial para ejercer de utillero del equipo durante más de una década, desde la unión del Real Avilés y el Ensidesa en un solo club.

José Ramón Álvarez "Monchi", compartió con él vestuario en la segunda etapa de Quique Santos en la portería blanquiazul: "Era muy tranquilo y un poco tímido, no le gustaba decir una palabra de más, pero en cuanto entablabas conversación con él te dabas cuenta de que era una persona fabulosa y era muy valiente en el campo". Sobre todo, destaca que Quique Santos "era un compañero muy bueno de los que recuerdas siempre, porque nunca tuvo un problema con nadie y siempre se mostraba dialogante cuando había algún encontronazo en el campo o cualquier cosa en el vestuario". Ya en su etapa de utillero, la experiencia le llevó a abrirse más y los jugadores de los ochenta también lo recuerdan con cariño. "Era muy simpático, siempre tenía alguna broma y nos cuidaba mucho", señala Quico, que afirma que siempre llegaba al campo de los primeros, y el utillero ya estaba allí con todo preparado.

Numerosos exfutbolistas y personas vinculadas al mundo del fútbol visitaron durante el día de ayer la capilla ardiente, que se encuentra en el Tanatorio de Avilés. El funeral por Quique Santos se celebrará mañana en la iglesia San Salvador de Navaral, en Tineo, a la una de la tarde, para posteriormente recibir sepultura en el panteón familiar del cementerio parroquial de la localidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Cuando sentimos juntos, sentimos más grande

¿Un grupo de WhatsApp entre aficionados de equipos rivales? El experimento sonoro 42 pasiones hizo latir sus corazones al unísono siguiendo el ritmo de la identidad sonora de LaLiga