A los tres minutos ya se habían cometido cuatro faltas. Cofie vio la amarilla a los 2 y Berjón a los 15. Estaba claro desde el principio que sería un derbi de interrupciones, con poca continuidad. Un máster del "otro fútbol" que decía Luis Aragonés. En un duelo trabado, el Spoting se llevó el premio al aprovechar el error más notable del partido. El 1-0, con polémcia final por un tanto anulado a Ibrahima en el minuto 90, deja el derbi en Gijón.

Sorprendió de inicio la propuesta del Sporting. Replegar y darle la pelota al Oviedo. Aunque el derbi es siempre un partido de impulsos, uno imaginaba al equipo local pidiendo protagonismo. Por eso de tener un estadio detrás empujando. José Alberto impuso un partido cerebral antes que uno de pasiones. Así que los azules tenían el balón y los rojiblancos esperaban una contra. Los tímidos acercamientos llegaron por banda. Un par de centros de Aitor y un zurdazo centrado Traver por parte del Sporting. Un remate flojo de Bárcenas del lado carbayón. Poco bagaje, un partido de accidentes continuos. Ninguno parecía disgustado con el 0-0 hasta que llegó el gol local.

A los 31 minutos se notó el primer seísmo serio. La defensa del Oviedo se descolocó en un despeje y el Sporting encontrón una rendija. Corrió Djudjevic que centró en posición de extremo. Alegría llegó a la cita al mismo tiempo que Christian y del choque entre los dos salió un balón a la red. El 1-0 amenazaba con cambiar el partido.

Aunque en realidad apenas lo hizo. Antes y después de la diana, el Oviedo tenía el dominio la pelota. El Sporting prefería esperar. Los azules llegaron con comodidad a zona de tres cuartos, pero ahí es donde se atascaba. Mérito de la telaraña sportinguista o defecto en la pizarra visitante. Pero los azules siempre se ahogaban en la misma zona. Les faltaba un pase para citarse con Mariño. Controlado Berjón, las opciones del Oviedo bajaban a mínimos. Tocaba esperar una acción aislada. No se dio antes del descanso.

LaLIGA123: Así fue el gol del Sporting en el derbi

Tras el intermedio pareció entrar más metido el Sporting. Geraldes chutó arriba y Djurdjevic no llegó a un centro. Tampoco Joselu acertó con un centro de Mossa. El Sporting parecía asentarse con el paso de los minutos, así que Anquela ordenó un cambio de patrón con un doble cambio: entraron Johannesson, profundidad, e Ibrahima, presencia.

Aunque el siguiente golpe fue rojiblanco. Christian pugnó con Alegría con el brazo muy arriba, demasiado. El árbitro decretó penalti en el contacto. Lanzó Djurdjevic y repelió Champagne, felino. El Oviedo había encontrado otra vía por el camino.

LaLiga123: El penalti que falló el Sporting

Intentó agitar Anquela los viejos fantasmas con la entrada de Toché y un dubujo con más gente en el área. Perdida la sentencia, el Sporting dio otra vez un paso atrás, cerca de su área. Le tocaba defender su renta.

Y el Oviedo, recuperado tras el penalti, pudo empatar. Tuvo dos opciones claras. En la primera, el cabezazo de Toché llegó sin fuerza a Mariño. En la segunda, Ibrahima sí acertó con la red de zurda. Pero el árbitro señaló falta en la acción previa del senegalés sobre Peybernes.

Así murió el derbi. Con más músculo que estética, con polémica final y con el Sporting sonriendo en un derbi después de mucho tiempo.