23 de septiembre de 2020
23.09.2020
La Nueva España

Pelayo Roza y Pedro Vázquez en su pista talismán, donde hace poco más de un año se hicieron con el subcampeonato del Mundo, en Szeged

La Copa del Mundo sprint, que se dilucidará sin público, arranca este viernes y finalizará el domingo

23.09.2020 | 18:10
La selección española en Szeged (Hungría)

Poco más de un año ha transcurrido desde que el riosellano Pelayo Roza Fonticiella y el parragués Pedro Vázquez Llenín echasen, literalmente, la puerta abajo al hacerse con la medalla de plata en el Mundial de sprint, en K-2 500 metros, en la máxima categoría. Ahora, en esta atípica temporada marcada por la pandemia del coronavirus, esa misma pareja asturiana tomará parte en su pista talismán, en Szeged (Hungría), en la Copa del Mundo en aguas tranquilas, en la que será la única cita internacional de la selección nacional española de pista en el presente año 2020, competición que arrancará el viernes y se dilatará hasta el domingo.

Debido al coronavirus la cita internacional se celebrará sin público, en el campo de regatas de Szeged, considerada la meca del piragüismo, que presentará un ambiente totalmente diferente al habitual, pues, en el último Mundial logró reunir a más de 30.000 espectadores a lo largo de cinco jornadas, en las que España cosechó siete preseas, con el premio extra de la clasificación de cuatro embarcaciones para los Juegos Olímpicos de Tokio en la modalidad de sprint y otras dos en Paracanoe.

Con cerca de 400 palistas pertenecientes a 26 países, la Copa del Mundo 2020 presentará ausencias significativas en la participación de un buen número de naciones, si bien están inscritos medallistas olímpicos que regresan a Szeged, adonde también lo hacen los españoles que hace apenas un año subieron al podio en el Mundial: Paco Cubelos e Iñigo Peña, así como los mencionados Pelayo Roza y Pedro Vázquez, vigentes subcampeones mundiales de K-2 1.000 y 500 metros, respectivamente, y Sete Benavides junto a Toni Segura, medalla de bronce en C-2 500.

Ausente el K-4 500 metros –Saúl Craviotto, Carlos Arévalo, Marcus Cooper y Rodrigo Germade-, vigentes subcampeones del Mundo en esa modalidad y distancia, sólo batidos por Alemania; y los K-1 de Carlos Garrote y Teresa Portela, centrados todos ellos en la preparación para los Juegos Olímpicos de Tokio-2021, el combinado español acude a la Copa del Mundo de Szeged con un equipo muy joven, plagado de palistas sub-23 que ya saben lo que es subirse al podio en categorías inferiores, a los que arropan finalistas en Campeonatos del Mundo de la talla del gallego Roi Rodríguez.

El equipo nacional de lo componen: Paco Cubelos y Sete Benavides (UCAM); Roi Rodríguez, Albert Martí, Pedro Vázquez y Lara Feijóo (Tudense); Enrique Adán, Ignacio Calvo y María Corbera (Aranjuez), Antía Jácome y Antía Otero (Ciudad de Pontevedra); Alicia Heredia y Carlos Borrás (Náutico de Palma); Iñigo Peña (Zumaia); Toni Segura (Pollença); David Barreiro (Breogán); Pablo Martínez (Náutico Sevilla); Isabel Contreras (Los Delfines); Begoña Lazkano (Donostia); Laia Pelachs (Banyoles); Raquel da Costa (Rías Baixas); Patricia Coco (Cisne); Miriam Vega (Grupo Covadonga), Pelayo Roza (Fluvial) y Mirella Vázquez (Fresno Ribera). En paracanoe competirán: Juan Valle (Iuxtanam) y Adrián Mosquera (Boiro).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Disfruta del paraíso sportinguista

En el Área Movistar LaLiga la afición rojiblanca puede elaborar sus propios cromos o probar sus conocimientos del club.