Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano

De la noche al día

El Balonmano Gijón suma en 8 jornadas más victorias y puntos que toda la pasada temporada tras una gran mejora colectiva

La plantilla del Balonmano Gijón posa junta tras la victoria en Siero. | B. G.

El Balonmano Gijón de esta temporada no tiene nada que ver con el de las dos últimas. En aquellas sufrió hasta prácticamente la última jornada para mantenerse en la División de Honor Plata. En esta, en tan solo 9 jornadas, 8 para las gijonesas que tiene un partido pendiente, es tercero y con más puntos que en toda la pasada campaña.

Laura Gutiérrez, Guti, se formó en el Balonmano Gijón con el que debutó en esta categoría. Las dos últimas temporadas jugó con el Oviedo Balonmano con el que ascendió a la recién creada División de Honor Oro tras lo que retornó a su club de toda la vida. A sus 23 años esta estudiante de Derecho y de Administración y Dirección de Empresas, es una de las veteranas de la plantilla lo que indica la juventud de la misma.

"Creo que sobre todo cambió la actitud. Los años anteriores encadenaron muchas derrotas y eso acaba afectando. Este año hemos empezado con una racha muy buena y todo es más positivo", señala Laura Gutiérrez, una jugadora importante en los esquemas del equipo. Para ella su vuelta y "la de Rivas y Capela y la llegada de Camila se nota porque somos jugadoras con bastante experiencia en la categoría y acostumbradas a jugar a otro nivel". La lateral también considera que "el cambio de entrenador también ayuda a que tengamos una actitud más positiva a la hora de afrontar los partidos".

Aunque se fue al Oviedo Balonmano hace dos temporadas, la plantilla del Balonmano Gijón cambió notablemente en tan solo dos años hasta el punto de que "solo sigue Capela". Terceras y con más puntos ya que en toda la pasada temporada, Guti asegura que "el club no nos pide nada, el objetivo primordial es mantenerse, pero a estas alturas vamos terceras a dos puntos de las primeras así que nos gustaría jugar la fase de ascenso. Es algo que personalmente me planteo, las demás no lo sé, pero yo sí", reto que considera posible sobre todo "si nos respetan la lesiones y todo el mundo aporta lo que tiene se puede lograr. Será duro pero creo que se puede".

Para la gijonesa, "esta temporada el grupo está muy igualado y cualquiera puede ganar. Para mí, el favorito es Puerto del Carmen, precisamente el rival que tenemos aplazado y con el que jugaremos el 18 de diciembre. Es un partido muy difícil porque van líderes y porque las pistas canarias son muy complicadas, pero es un partido que no lo damos por perdido, hay que jugarlo", asegura.

Compartir el artículo

stats