DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La opinión ante el Sporting-Almería: El mejor entrenador

Gallego ha logrado que un equipo sin alma compita con oficio agarrándose al play-off con uñas y dientes

Dejando a un lado el debate futbolístico entre jugar bien o ganar, a un entrenador se le debe exigir sacar el máximo rendimiento a su plantilla, tratando de hacer mejores a los futbolistas que el club le proporciona. David Gallego ha logrado que un equipo sin alma compita con oficio, agarrándose al play-off con uñas y dientes. Hasta que las piernas aguantaron, hasta que el covid-19 dejó tocado a un grupo inmaduro, el Sporting solía dominar al rival, siendo superior en la mayoría de los encuentros y jugando por momentos con cierta alegría. El buen año de Uros lleva la firma de David Gallego, el único técnico sportinguista que ha sabido comprenderle, guiándole hacia el gol.

David Gallego es el mejor entrenador que ha tenido el Sporting en años, y su continuidad asegura un futuro prometedor. Todo barco necesita un capitán con las ideas claras. Su propuesta defensiva en determinados partidos del tramo final del campeonato responde a exigencias del guión, porque saber interpretar al adversario y anular sus puntos fuertes implica en ocasiones realizar algunos sacrificios estéticos como los vistos. Un Sporting que miraba en verano con miedo al abismo de la Segunda B llega con opciones de ascenso a la última jornada gracias al “Método Gallego”. Ojalá dure muchos años.

Compartir el artículo

stats