Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Slim refuerza su posición en Asturias con la entrada en FCC

El inversor será el mayor socio en la ovetense Convensa y en otras participadas

Carlos Slim. STRINGER

La adquisición del 25,63% de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) por el inversor Carlos Slim, que se convertirá en el mayor accionista de la compañía española de construcción y servicios, acrecienta la posición del multimillonario mexicano de origen libanés en Asturias. Slim, que desde noviembre de 2012 es el mayor propietario del Real Oviedo - del que posee el 35% a través del Grupo Carso-, pasará a ser, con la operación de FCC, el mayor inversor en varias filiales y participaciones que la compañía que preside Esther Alcocer Koplowitz tiene en Asturias.

FCC es propietaria de la compañía asturiana Contratas y Ventas SA (Convensa), con sede en Oviedo y especializada en obra civil y ferroviaria. A través de la filial FCC Ámbito, el grupo tiene a su vez una participación accionarial (23,5%) en la también sociedad asturiana AGR, experta en gestión de residuos y generación y distribución de energía eléctrica, de la que también forman parte la francesa Aprochim y la española Rymoil. FCC también posee una participación, esta vez indirecta a través de Globalia Infraestructuras, en la gijonesa Oligsa (Operadores Logísticos Integrados), de la que también son socios EBHISA, Suardíaz, Alvargonzález y Duro Felguera.

FCC es la compañía resultante de la fusión en 1992 de Focsa y Construcciones y Contratas (Cycsa). Esta última, fundada en 1944 por Ernesto Koplowitz Stenberg y origen del grupo, fue presidida y tutelada entre 1966 y 1987 por los asturianos Ramón Areces y su sobrino Isidoro Álvarez por la amistad del primero de ambos con la viuda de Koplowitz.

La entrada de Slim en FCC se negoció entre el sábado (una vez que el inversor George Soros desistió de entrar en el accionariado de la constructora) y anteayer, que era la fecha límite para que el 31 de diciembre pueda estar desembolsada la ampliación de capital que, de postergarse, abocaría al grupo al concurso. Slim estuvo representado por el abogado ovetense Bernardo Gutiérrez de la Roza y su equipo del despacho Ontier, que ya asesoró a Slim en el resto de sus inversiones en España. El acuerdo, de gran complejidad jurídica, congregó a un centenar de abogados de los más reputados despachos españoles en representación de Slim, la familia Koplowitz, FCC y de los acreedores de esta empresa y de los de la familia propietaria.

Compartir el artículo

stats