Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Acuerdo para que los funcionarios del Estado teletrabajen 3 días a la semana

A la modalidad de actividad en remoto, que será voluntaria y reversible, podrán optar 9.000 empleados públicos en Asturias

El teletrabajo ha impulsado las videollamadas.

Los empleados de la Administración General del Estado (AGE) podrán teletrabajar tres días en semana, de acuerdo con la regla general acordada ayer por el Ministerio de Política Territorial y Función Pública con los sindicatos CC OO, UGT, CSIF y CIG. El pacto, firmado tras cinco meses de negociación, afecta de manera potencial a 230.395 personas al servicio de ministerios, organismos autónomos y agencias estatales. En Asturias son más de 9.000 trabajadores.

La Administración proporcionará para el teletrabajo un equipo informático con tarjeta de datos y aplicaciones y herramientas ofimáticas y de ciberseguridad necesarias para la actividad, así como formación. Tal y como ya se había acordado en el decreto ley aprobado el pasado mes de septiembre sobre el teletrabajo en las Administraciones Públicas, esta modalidad de trabajo en remoto será voluntaria, reversible y con los mismos derechos y deberes que el personal en modalidad presencial. El teletrabajo estará supeditado siempre a que se garantice la prestación presencial de los servicios a la ciudadanía y se podrá autorizar de forma “forzosa” en situaciones excepcionales como durante el confinamiento.

Una vez que entre en vigor el acuerdo, cada departamento, previa negociación con los sindicatos, realizará un estudio previo de los puestos que puedan ser desempeñados mediante teletrabajo en función de las tareas. Para cada puesto se identificarán objetivos de trabajo y se evaluará su cumplimiento, conforme a criterios generales negociados, estableciendo un horario fijo de disponibilidad y localización. La jornada de teletrabajo será la que corresponda a cada empleado público de acuerdo con el calendario laboral y las instrucciones de jornada y horarios. Esta modalidad no será de aplicación al personal militar de las Fuerzas Armadas, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, personal sanitario y de centros docentes, ni a jueces, magistrados, fiscales y demás personal funcionario al servicio de la Administración de Justicia. Estos colectivos se regirán por su normativa específica en materia de teletrabajo. Además, por primera vez se establecerá un sistema de acceso al teletrabajo mediante convocatorias públicas una vez al año.

CSIF celebró el acuerdo al considerar que mejora considerablemente las condiciones laborales de la plantilla y UGT lo calificó de “histórico”.

Compartir el artículo

stats