Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La empresa familiar asturiana, con pies de plomo para crecer y con muchas novias

Tres compañías que han superado ya un relevo generacional revelan sus secretos de gestión: ser conservadores y no mirar solo los beneficios

Por la izquierda Juan Díaz, Esteban García Canal, Eva Rodríguez, Carmen Benavides (decana de la Facultad de Economía y Empresa), Alfredo Fernández Santos (Banco Sabadell-Herrero) y Javier García. | Fernando Rodríguez

Las grandes empresas familiares asturianas van con pies de plomo a la hora de crecer. Cada paso va medido al milímetro. Eso no les impide avanzar y lo hacen de forma más segura. Otro rasgo común es que estas compañías suelen tener muchas novias. Cada poco alguien llama a sus puertas con una oferta de compra. Los pretendientes no suelen tener éxito. Los máximos directivos de tres empresas familiares que ya han tenido varios relevos generacionales en la dirección, como son Electra Norte (cuarta generación), Hijos de Luis Rodríguez-Masymas (tercera) e IMSA (segunda) contaron su experiencia ante estudiantes de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Oviedo, dentro de los actos de la cátedra de crecimiento e internacionalización empresarial, que dirige el profesor Esteban García Canal.

“Cada dos años nos intentan comprar, siempre decimos que no”

Juan Díaz - Electra Norte

decoration

Fue una lección de gestión y de administración comedida. “Tenemos una visión a largo plazo total, y no se antepone el beneficio. A nosotros cada dos años nos vienen a picar a la puerta con ofertas, la negativa es siempre frontal”, aseguró Juan Díaz, director general de Electra Norte. “Cuando hay esa visión a largo plazo es todo más tranquilo”, apuntó el director de la única eléctrica de tamaño pequeño que hay en Asturias y que, en palabras de Díaz, parafraseando el inicio de los cómics de Asterix el galo, “resiste al invasor”.

“Somos bastante conservadores, las inversiones son consensuadas”

Eva Rodríguez - Hijos de Luis Rodríguez

decoration

Análoga situación ocurre en un sector tan distinto como el de los supermercados. Eva Rodríguez, consejera delegada de Hijos de Luis Rodríguez (que opera bajo la marca Masymas) aseguró que llevar las riendas de una compañía “como lo hicieron mi padre y mi abuelo con tantos años de historia es una responsabilidad muy grande”. “Somos bastante conservadores, todas las inversiones potentes tienen que estar consensuadas en nuestro concejo. Ese carácter nos frena a veces el emprendimiento. No obstante, ahora estamos en un punto en el que nos encontramos cómodos”, dijo. También han picado varias veces a la puerta de Masymás intentando una adquisición. Tampoco están por la labor. Más bien todo lo contrario. Son ellos los que buscan empresas pequeñas para poder absorber si se diera el caso.

“La familia en la empresa tiene que hablar mucho más entre ella”

Javier García - IMSA

decoration

Javier García, director general de Ingeniería y Montajes Norte (IMSA), aseguró, por su parte, que en el ADN de la compañía está crecer. “Hemos ido cambiando y adaptándonos en las reconversiones”, resaltó. “La familia en la empresa tiene que hablar mucho entre ella, cosa que no siempre podemos hacer porque nos come el día a día”, señaló. La empresa, con sede en Avilés, ya ha puesto una pica en Francia. Allí está participando en la ampliación del metro de París.

Compartir el artículo

stats