Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llega el tarifazo eléctrico al Principado: la luz se dispara en torno al 80% para los asturianos que están en el mercado libre

La escalada empieza a afectar a los 500.000 hogares y negocios que durante 2021 estuvieron protegidos por contratos con precios estables

Torres de la red de transporte de electricidad.

La intensa subida del precio de la luz alcanza ya a los hogares y a los negocios que tienen sus contratos en el llamado mercado libre y que en el caso de Asturias suponen medio millón de consumidores, dos tercios del total. Las empresas comercializadoras de electricidad están aplicando a esos clientes incrementos en el precio de la energía que elevan la factura en torno al 80% respecto a hace un año, incluso a pesar de las rebajas tributarias y otras medidas prorrogadas por el Gobierno central en un intento de amortiguar los impactos de la crisis energética.

Entre las eléctricas que han dado el paso de revisar desde enero los precios de sus contratos está TotalEnergies, la comercializadora con más implantación en Asturias desde que en 2020 adquirió la cartera de clientes domésticos de EDP. Esta compañía, al igual que Repsol –segunda comercializadora en importancia– y que otras con presencia en la región, ofrece precios fijos que se actualizan en distintos plazos, según las variopintas modalidades de contratos. El cambio más reciente en el caso de TotalEnergies se ha producido con el inicio de 2022: según las facturas consultadas, el precio de la energía consumida ha pasado de costar 0,185 euros el kilovatio/hora en diciembre a 0,324 euros a partir del día 1 de enero. Hace un año, ese precio era de 0,126 euros; el coste del término de potencia también se ha encarecido en relación a diciembre, aunque es inferior a lo que se pagaba hace un año, tras los cambios registrados en esa parte del recibo, que regula la Administración.

Fuentes de TotalEnergies subrayaron que el encarecimiento de la energía tiene escala “mundial” y que afecta a todas las comercializadoras. “Las renovaciones ofrecen a nuestros clientes el mejor precio posible en estas circunstancias y estamos trabajando para bajárselo tan pronto sea posible”, aseguraron las fuentes. TotalEnergies ha optado por ofrecer precios fijos a un año vista, “para que de cara a 2023 (los consumidores) puedan beneficiarse de la bajada que prevemos”. Otras comercializadoras están planteando contratos de hasta cuatro años de duración. Las condiciones de la actualización “están reflejando sólo en parte el encarecimiento de las materias primas, son subidas en el precio del kilovatio/hora, y son muy inferiores a la subida que ha experimentado el coste de la energía en el año 2021, donde desde TotalEnergies hemos ofrecido a los clientes un precio fijo, no expuesto a la volatilidad”, añadió la comercializadora.

La información que suministra el comparador de ofertas de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) indica que la subida de los precios en ese segmento del mercado es o va a ser generalizada. Tales ofertas se han encarecido hasta el 98% en relación a las que aparecían a mediados del año pasado, antes de que se desencadenara el explosivo ascenso de la cotización del kilovatio en el llamado mercado mayorista.

Los consumidores que están acogidos a la tarifa regulada por el Gobierno (PVPC) son los más directamente conectados a esas variaciones, porque el coste de la energía que consumen cambia cada hora en función de las variaciones del referido mercado mayorista. La factura de la electricidad que pagan los cerca de 200.000 asturianos acogidos al PVPC a se incrementó un 70% durante el último año, según estimaciones del lnstituto Nacional de Estadística (INE). El resto de clientes estuvo menos expuesto en la medida en que sus contratos incluyen por lo general precios que permanecen estables durante un plazo, hasta que son actualizados como ya ha ocurrido en el caso de muchos asturianos.

El encarecimiento del gas y de los derechos de emisión de CO2, y los precios de oportunidad que fijan las eléctricas en tecnologías que no dependen ni del gas ni de las emisiones de gases de efecto invernadero explican la escalada de los precios eléctricos iniciada mediado 2021.

Compartir el artículo

stats