15 de mayo de 2010
15.05.2010

El Gobierno pide que «se siga respetando su presunción de inocencia»

Llamazares afirma en Gijón que no acata la resolución y el PP dice que Garzón no está por encima de la ley

15.05.2010 | 02:00

Madrid / Oviedo

La vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega manifestó el «respeto» del Gobierno a la decisión del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) de suspender al juez Baltasar Garzón, pero insistió en la necesidad de respetar también la presunción de inocencia del magistrado hasta que concluya el procedimiento.


El ministro de Exteriores y Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, destacó el «prestigio internacional» de Garzón pero afirmó que se deben «respetar» las decisiones del CGPJ. «Todo el mundo es consciente del prestigio e interés que ha suscitado el juez en la comunidad internacional»; no obstante, «creo que debemos respetar las decisiones del poder judicial», declaró.


La portavoz popular Sáenz de Santamaría expresó el «respeto» de su partido por la decisión del CGPJ y afirmó que en una democracia «lo lógico es que funcionen las instituciones y se aplique la ley». «Consideramos que cualquier persona, sea juez o sea cual sea su profesión, está sujeta a la ley, y la ley se aplica a todos los españoles con absoluta igualdad. Así que nuestro respeto a esa decisión», enfatizó.


Rosa Díez, de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), consideró que «nadie» puede «escaparse», porque las personas sobre las que pesan procedimientos «tan serios» como el que se le imputa a Garzón tienen que ser «juzgadas», y el hecho de ser juez de la Audiencia no debe servir de «escudo». Para Díez, «el mayor error» cometido por el juez Garzón ha sido «politizar» su causa.


En cambio, el diputado de IU, Gaspar Llamazares, se declaró ayer en Gijón «en rebeldía» contra la decisión de apartar de sus funciones al juez Baltasar Garzón y no la va a «acatar» por considerarla un «linchamiento político que poco o nada tiene que ver con la justicia».


«Se ha cometido un linchamiento político que menosprecia al Parlamento y es una afrenta a las víctimas del franquismo», afirmó Llamazares, quien hizo «un llamamiento a la rebeldía» de las organizaciones sociales y políticas e instó al Gobierno a «que adopte las medidas necesarias para que cosas de este tipo no vuelvan a ocurrir».


Tanto CiU, como ERC e ICV se pronunciaron ayer contra la suspensión del juez de la Audiencia Nacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook