04 de julio de 2018
04.07.2018
Crisis migratoria

Llega al puerto de Barcelona el Open Arms con 60 inmigrantes a bordo

Fueron rescatados el 30 de junio frente a las costas de Libia y se encuentran en buen estado de salud

04.07.2018 | 08:50
El barco Open Arms llega al Puerto de Barcelona

El Open Arms, buque insignia de la ONG catalana Proactiva Open Arms, ha llegado al puerto de Barcelona tras cuatro días de travesía con los 60 inmigrantes que rescató el pasado 30 de junio frente a las costas de Libia cuando iban en una patera a la deriva.

La embarcación ha entrado por la bocana del puerto escoltado por el otro barco de la ONG, el Astral, en el que viajan cuatro eurodiputados; el remolcador Punta Mayor de Salvamento Marítimo; y el histórico Barceloneta, que ha salido a su encuentro para acompañarle en su entrada a la capital catalana.

Un operativo dispuesto por el Gobierno, la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y la Cruz Roja atenderá a los inmigrantes cuando desembarquen en el muelle de cruceros, después de que los médicos de Sanidad Exterior les examinen a bordo y antes de ser trasladados a los equipamientos dispuestos para acogerles.

A la entrada del barco en el puerto se ha podido observar a duras penas a los inmigrantes en su parte trasera bajo una lona que los protegía del sol.

Entre estas 60 personas hay cinco mujeres y cinco menores y, según indica la Cruz Roja, entre las mujeres hay dos o tres que están embarazadas, de la misma forma que hay dos o tres menores no acompañados, en unos datos que esta ONG confirmará más tarde.

Los inmigrantes están pasando a disposición de agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de asesores de Cruz Roja y el CEAR después de que, en primera instancia, personal sanitario del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) haya subido a bordo para determinar su estado de salud.

Tras este primer triaje del estado de salud de las personas rescatadas, las que necesiten atenciones médicas -entre ellas, las mujeres embarazadas- serán desplazadas al Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona (CUESB), situado en la calle Llacuna.

Cruz Roja ha montado un pequeño hospital de campaña en la terminal de cruceros del puerto barcelonés, donde ha desplegado un operativo con 70 técnicos, cinco vehículos de apoyo y dos ambulancias.

Entre estos técnicos hay médicos, enfermeras, un equipo de apoyo psicosocial y de albergue, y conductores.

Entre los inmigrantes hay ocho palestinos, ocho de Sudán del Sur, tres de Mali, cinco sirios, uno de Burkina Faso, otro de Costa de Marfil, cuatro eritreos, ocho egipcios, tres de República Centroafricana, dos de Camerún, dos etíopes, seis libios, ocho de Bangladesh y un guineano.

Las 60 personas viajaban en condiciones precarias en una balsa neumática que zarpó de las costas de Libia con la intención de llegar a Italia y fueron rescatadas por el Open Arms, un antiguo remolcador de altura adaptado como buque de salvamento por la ONG catalana.

Dada la negativa de Italia y Malta de permitir el acceso a los barcos de organizaciones humanitarias, el Open Arms solicitó al Gobierno español permiso para desembarcar en Barcelona, cuya alcaldesa, Ada Colau, ya había ofrecido la ciudad como "puerto seguro", y el Ejecutivo autorizó la operación.

El Gobierno concederá a los inmigrantes un permiso provisional humanitario de estancia legal en España de 45 días, contemplado en la Ley de Extranjería por razones excepcionales, tal y como hizo con los inmigrantes que desembarcaron del "Aquarius" en Valencia.

Este permiso provisional evitará a los inmigrantes ingresar en el CIE y les permitirá iniciar los trámites para pedir asilo o decidir si quieren proseguir su viaje, ya que algunos tienen familiares en Alemania y otros países europeos.

Según la Cruz Roja, entre el 6 de junio y el 1 de julio han llegado a Barcelona un total de 639 personas que habían alcanzado las costas andaluzas tras cruzar el Estrecho en patera, y 283 han recibido acogida en instalaciones de la capital catalana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído