Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los consejeros de Sanidad del Principado aplauden: "Será bueno para Asturias"

Francisco del Busto: "Es una gran conocedora del sistema sanitario" - Faustino Blanco: "Lleva en su ADN intensidad, esfuerzo y compromiso"

Los consejeros de Sanidad del Principado aplauden: "Será bueno para Asturias"

Faustino Blanco, consejero de Sanidad del Principado entre 2012 y 2015, es amigo de la nueva ministra de Sanidad desde 1972, año en el que ambos iniciaron la carrera de Medicina en la Universidad de Oviedo. Entre los dos ha habido siempre una gran sintonía en los análisis de las situaciones y necesidades de la sanidad.

"¡Claro que estoy contento, ¿cómo no?", respondió anoche Blanco a la primera pregunta de este periódico. "Nos une el haber compartido muchas horas en las tareas sanitarias, y una amistad que se remonta a 1972, año en el que empezamos la carrera juntos", destacó el médico gijonés, quien se manifestó "muy satisfecho de que al fin haya un ministro asturiano en un Gobierno socialista, algo que no sucedía desde los años 90".

Faustino Blanco se había distinguido en los últimos tiempos por su apoyo a Pedro Sánchez, también en los meses en los que estuvo defenestrado en el PSOE. A juicio del exconsejero socialista, la nueva ministra de Sanidad "tiene una experiencia que está ahí, y es una persona que en su trabajo pone intensidad, esfuerzo, dedicación, compromiso... Son elementos que lleva en su ADN", subrayó.

Preguntado por la posibilidad de que Carcedo piense en él para alguna responsabilidad en el Ministerio, Faustino Blanco afirmó: "Es evidente que ahora mismo no estoy en un espacio político propio de asumir cargos". Tras dejar de ser consejero del Principado, Blanco retornó a su puesto de médico de familia en el centro de salud del Coto (Gijón).

"Hay que dejarla que se asiente en el puesto y decida con quién quiere compartir su proyecto. Ser ministro significa, entre otras cosas, atender a los territorios. María Luisa tiene un entorno amplio, amplísimo", afirmó Blanco, quien añadió que este nombramiento "significa un reconocimiento a los cuadros sanitarios de Asturias, a una trayectoria". "En el ámbito de la sanidad, en estos 35 años de arquitectura del Sistema Nacional de Salud, Asturias tiene mucho bagaje y mucha gente que ha colaborado. Asturias nunca ha desempeñado un papel secundario, sino de primera y dando contenido", enfatizó.

También se pronunció sobre la nueva ministra el actual consejero de Sanidad, Francisco del Busto, quien testimonió que Carcedo "es una gran conocedora del sistema sanitario a nivel nacional y autonómico", motivo por el cual "no necesita nada más que ponerse a trabajar". "Le deseo toda la suerte del mundo", proclamó el titular de Sanidad.

Reivindicaciones

Según Del Busto, María Luisa Carcedo "conoce la sanidad asturiana de primera mano; ha estado muchos años encima de lo que sucedía en la sanidad asturiana".

El titular de Sanidad no considera que sea el momento de plantear a la ministra reivindicaciones para el sistema sanitario del Principado. "Cualquier movimiento que pueda hacer será bueno para Asturias", indicó.

La financiación de las sanidades autonómicas es uno de los asuntos que ha estado sobre la mesa de las últimas ministras de Sanidad. Otra reclamación en la que Asturias ha tenido un protagonismo especial es la escasez de médicos. "Ahora mismo, lo que hay que pedirle a la nueva ministra es que se siente y analice la situación, sabiendo que tiene un conjunto de consejeros que van a apoyar todas las políticas que lleve adelante". Del Busto apostilló que con Carmen Montón "solventamos uno de los asuntos más relevantes: la universalidad de la atención sanitaria".

Compartir el artículo

stats