Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LUIS FERNANDO PÉREZ | Pianista, actúa mañana en el teatro Jovellanos de Gijón

"Cuando toco el piano siento una mezcla de riesgo, belleza y responsabilidad"

"Dedicarse a la música hoy en España es una locura maravillosa; es una profesión complicada, pero a la vez una pasión que se disfruta mucho"

Luis Fernando Pérez.

El prestigioso pianista Luis Fernando Pérez, con reconocimientos importantes como el "Franz Liszt-Italia", el "Enrique Granados" de Barcelona (Premio Alicia de Larrocha) y la "Medalla Albéniz", actuará mañana a las 20.00 horas en Gijón en el teatro Jovellanos, en un concierto clásico en el que no faltarán sonidos de Chopin o Granados.

- Cuando toca el piano, ¿qué sensación le produce?

-El piano es mi pasión, y todo sea lo que sea hacer música con él es un lujo y una maravilla. Cuando toco el piano siento una mezcla de riesgo, belleza y responsabilidad.

- ¿Cómo lo descubrió?

-En casa de mis padres siempre hubo un piano. Al principio quería ser violinista, pero al verlo en casa me picó la curiosidad y me enganchó. El piano es especial porque es el rey de los instrumentos, es el más polifónico que hay, el que tiene mayor capacidad de sonido y repertorio.

- ¿Cómo será su concierto de Gijón?

-Es muy especial, porque el programa es muy intenso, con una mezcla de Chopin y Granados, con una obra cumbre del piano español, de máxima intensidad emocional, y que no se suele tocar mucho. Será un programa muy interesante para el público.

- ¿Qué es lo que más le va a sorprender al público?

-Va a ser una experiencia muy especial. Siempre que toco lo doy todo, y se genera un ambiente en la sala muy especial. No es la primera vez que toco en el teatro Jovellanos, donde ya toqué también alguna vez con la OSPA.

- ¿Se le reconoce lo suficiente a la Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias su aportación?

-No lo sé. No vivo en Asturias, pero la OSPA está muy bien vista en el ámbito nacional, está muy bien llevada, con músicos que son grandes maestros y con un gran repertorio.

- ¿Es una locura a día de hoy dedicarse a la música en España?

-Dedicarse a la música es una locura maravillosa, es una profesión muy complicada por la cantidad de estudios que hay que hacer, pero es una gran pasión que se disfruta mucho.

- ¿Qué falta para que llegue la música clásica a más público?

-En primer lugar más educación desde las escuelas y las casas. Los padres deben introducir la música clásica a los niños. Hay una especie de tabú intelectual a lo desconocido, pero que es muy absurdo, porque toda música es emoción y no hace falta especialmente ser un buen conocedor de los detalles para que te guste y la disfrutes

- ¿Con qué fuente de inspiración musical para usted le gustaría compartir escenario?

-Es algo muy complicado. Si escojo a alguno de los grandes genios estaría muy estresado de tocar a su lado. Soy un pianista versátil, me gusta todo, y toco de todo. Estoy un poco preparado para que lo sea, pero me gustan mucho Mozart, Bach o Haydn, y los compositores románticos como Chopin o Schumann.

- ¿Es necesario que se apueste más por el tipo de conciertos como los que usted ofrece?

-Rotundamente sí. Todo lo que sea ofrecer un estímulo cultural en España en forma de conciertos, o impulsar la danza, que está defenestrada en el país, es algo muy positivo. La música clásica es muy variada y es algo que nos enriquece.

- Ha actuado en múltiples escenarios de Europa, Japón, Brasil y Estados Unidos. ¿Estamos muy atrasados en España en la música clásica con respecto a otros países?

-Cada público es muy diferente. Es cierto que hay países con gran tradición y públicos más exquisitos que el español, pero al mismo tiempo el público de aquí tiene un gran talento para la música. En España tenemos un folclore muy rico y grandes fiestas culturales. Quizás el público español no sea el más formado, pero sí el más receptivo, cultural y caluroso.

Compartir el artículo

stats