Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aumentan los inmigrantes vulnerables: el año pasado se atendió a 1.643 personas

La Red Odina asistió a 200 personas más que en 2017, en su mayoría mujeres jóvenes procedentes de Venezuela, Rumanía y Marruecos

El brindis celebrado ayer en Accem.

El brindis celebrado ayer en Accem. JUAN PLAZA

El número de personas extranjeras en situación de vulnerabilidad atendidas por la Red Odina, la red de observación promovida por Accem y la Consejería de Bienestar Social, sigue creciendo.

Las entidades que participan en la Red recogieron a lo largo del año información sobre un total de 1.643 personas con las que se intervino a lo largo del año 2018, según los últimos datos de la entidad. Estas personas representan el 4,09 por ciento del total de las personas extranjeras empadronadas en Asturias a inicios del año pasado, y entre las personas inmigrantes, este segmento en concreto representa un perfil con gran vulnerabilidad. En especial los 86 menores no acompañados, que "como sociedad decente debemos atender como se merecen", defendió ayer en el brindis navideño con los trabajadores y voluntarios de Accem la consejera del ramo, Melania Álvarez, en un momento en el que la esta población sigue al alza, con cerca de 200 personas más atendidas con respecto al año precedente.

El perfil de las personas atendidas responde al de una población de mayoría femenina (el 52 por ciento con respecto al total), y eminentemente joven, en las franjas de edad de entre los 30 y 39 años. En cuanto a la nacionalidad, el año pasado se identificaron 79 países diferentes entre los que destacan Venezuela (16 por ciento), Rumanía (13 por ciento), Marruecos (9 por ciento) y Colombia (8 por ciento) por su peso en población, y entre ellas se registra un mayor número de inmigrantes varones en países como Senegal, Guinea- Conakry y Sahara. Por el contrario, Nigeria, República Dominicana y Brasil son países con una alta proporción de mujeres en Asturias. En lo que se refiere a los países de Europa Comunitaria, tienen especial peso las personas con nacionalidad rumana, las cuales representan el 83 por ciento del total de las nacionalidades de países comunitarios.

Las razones para emigrar a España son, según el diagnóstico de Odina, principalmente económicas (cerca de la mitad de las personas atendidas), aunque también existen personas que llegan a Asturias por motivos políticos (22 por ciento), y por otros motivos como puede ser su confesión religiosa, género, orientación sexual, pertenecer a una minoría étnica o conflictos bélicos en su país de origen o por razones familiares.

Los motivos familiares son característicos de las mujeres, que representan el 71 por ciento de quienes aducen esa realidad para emigrar de su país con el objetivo de mejorar sus vidas.

Entre quienes son inmigrantes existen además diferentes situaciones administrativas: un 24 por ciento posee autorización de trabajo y residencia, un 26 pro ciento se encuentra en situación irregular y el 23 por ciento posee certificado de ciudadano de la UE.

A falta de cerrar los datos de este año, se espera que sigan en la misma línea y que hayan aumentado. De hecho, las entidades sociales de la ciudad han experimentado en los últimos meses un aumento exponencial del número de extranjeros que requieren de su ayuda en busca de una vida mejor.

Compartir el artículo

stats